Efecto estructural cavernoso nucleacional objeto
El todo se manifiesta en sus diferentes facetas, siendo su idealización de manifestación producto de una dinámica compleja de un campo cuántico unificado. Al cual se le puede asociar una infinidad de grados de libertad aparentemente básicos, bajo los cuales se puede intentar descirbir, el como es que se definen facetas propias de una esencia asociada a dicho campo, tal que toda facetas tiene complementariedad de otras, que en conjunto se muestran como un todo. Tal que nunca decrece, ni se aumenta, pues dejaría de ser el todo, siendo dicho argumento en conjunto con lo indicado por Vlatko Vedral, lo que se asocia al principio de conservación de la información objeto, propio de una entidad cerrada que se manifiesta sobre sí misma.
Por su parte Noether realiza un excelente análisis para una lógica de una visión de un espacio de acción simplificado, con pocos grados de libertad aparentemente básicos, definidos en la visión clásica, analizando varias dinámicas, conllevando a partir de relaciones diferenciales a la presencia de reglas de conservación de ciertas cantidades de la dinámica, propias de la mecánica clásica. 
Es importante tomar en cuenta, que desde la visión clásica un ente no puede interactuar consigo mismo, a cualquier nivel de resolución, por lo tanto en sus ecuaciones no aparece la relación de autodefinición entidad en estudio, asunto que es importante, porque esta es dinámica y nunca es igual a la del inicio, pues naturaleza la igualdad no existe, es un concepto subjetivo de simplificación del observador, solamente hay autosimilitud, en donde todo es efímero y subjetivo, producto de como el observador percibe lo que desea analizar.
Características del campo cuántico potencial:
  • No se agranda, ni se disminuye, porque dejar de ser el todo.
  • Solamente puede mostrarse sobre sí mismo, en base a lo que le es permitido al mismo.
  • Todos sus campos sombra, dependen de los mismos grados de libertad aparentemente básicos.
  • Toda manifestación con lleva a percepciones asociadas a visiones subjetivas, en donde la autosimilitud de la información que lo compone es la regla de su definición.
  • El campo cuántico unificado se define asimismo, por manifestación de facetas que son propias de un efecto sombra, tal que se cumple el principio de conservación de la información objeto. En donde gran parte de la información objeto se oculta al observador, tal que se tiene la ilusión de una existencia en una realidad, dentro de un conjunto de sombras que comprenden a su complementariedad objeto.
Al ser todo un producto de una manifestación de un campo cuántico unificado, que se muestra en facetas sobre sí mismo, conllevando a la presencia subjetiva de densidades y matrices de acción, conformación y manifestación, procesos complejos asociados nucleaciones de información objeto entrelazadas, propias de la percepción del observador, conlleva a relaciones de interacción o intercambio de información que se pueden asociar a bandas de resonancia de la misma. Lo cual conlleva a que el observador asuma la presencia de realidades, en donde patrones de manifestación de conformación se muestran ante el mismo, tal y como ser percibe en la naturaleza. De manera, que en la forma en que se presentan dichos patrones, es esperable que el entorno los perciba con características especiales, emulando a una percepción condicional, que conlleva a toda esa relación de autosimilitud que la naturaleza muestra.
La resonancia es una característica de interacción que menciona la mecánica cuántica, tal que una entidad oscilatoria pue atravesar a otra que se muestra con patrón considerado, sin que el observador perciba  un efecto directo como de rebote. No obstante, dicha situación que se asocia a pozos de potencial, conlleva a las facetas posibles de interacción y manifestación, tal que hay una probabilidad de que la entidad incidente se refleje, o se refracte, o bien una combinatoria de ella. En donde la información nucleacional de la entidad incidente, de la conformación de esa ilusión de campo de potencial del pozo y de el efecto barrera de delimitación mismo, en conjunto todas las posibilidades de manifestación conlleva a que el observa perciba dentro de su limitación la presencia de una ilusión de un evento que el caracteriza, pero no es en sí todo lo que potencial está asociado.
Características de los patrones manifestados en el todo:
  • Presencia de grados de libertad aparentemente básicos que entrelazan la información objeto asociada a nucleaciones.
  • Los patrones manifestados están condicionados a que la ilusión de percepción sea coherente con la esencia del todo, oculto sutilmente a través de una percepción subjetiva de sombras entre sombras de información objeto.
  • Toda relación de entidades conlleva a todas las informaciones nucleacionales potencialmente manifestable, tanto en la definición como entidad interior que se percibe como integral, así como el medio lo percibe.
  • La posibilidad de que la parte se muestre tanto en definición interior como en su exterior, conlleva a lo que denominan albedrío potencial de percepción, dentro de ese efecto de sombras entre sombras de información objeto.
Si el todo se muestra en facetas con comportamiento estructural, de interación y de manifestación, del tipo fractal cuántico. Significa que todos los campos sombra asociados al campo cuántico unificado, están definidos a través de patrones de manifestación caracterizados. Lo cual conlleva, a que todas las posibilidades de percepción de interacción deben estar condicionadas a dichos patrones de caracterización de los campos sombra. Por ello, es obvio que lo que indica la teoría cuerdas, tienda a mostrar cierta lógica, al tener que introducir nuevos grados de libertad de manifestación del espacio de acción en que se genera la ilusión de la presencia de eventos en una realidad.
Kaluza y Klein siguen las idea Maxwell y Newton de integración del conocimiento asociado a los campos sombra. Tal que Newton integra el conocimiento de lo percibido en lo cosmológico, con lo que se muestra ordinariamente en las actividades humanas, que tratan de un mismo campo sombra. Por su parte, Maxwell integra dos campos sombra que corresponde al campo eléctrico y al magnético, identificando a otro campo sombra denominado campo electromagnético. Asimismo, Kaluza y Klein integran a este último con el campo sombra denominado gravedad, conllevando a otro campo sombra denominado campo gravitoelectromagnético, al introducir más grados de libertad aparentemente básicos en las ecuaciones diferenciales propias dinámica que menciona la física clásica.
Comportamiento de patrones en el campo cuántico unificado:
  • Presencia de campos sombra, atrapados en densidades y matrices de acción, conformación e interacción en todas sus facetas.
  • Dependiendo de como es la relación de dependencia de los grados de libertad aparentemente básicos, es posible que se manifiesten múltiples comportamientos en la relación de campos sombra.
  • Los campos sombras están sujetos a la relación de conformación por sombras dentro de sombras, es decir, bajo la relación Cn ↔  [Cn-1; Cn-1]. Lo cual conlleva a la trampa de observación que históricamente se ha percibido al tratar de caracterizar la composición de la materia.
  • Entidades con patrones demarcados, potencialmente pueden comportarse mensajeros, tal que la relación de los mismos, conlleva a la definición de un espacio de acción, manifestable en una o más realidades ante su observador respectivo.
Dado que todo es producto de una manifestación compleja de relaciones de facetas potencialmente manifestables por el campo cuántico unificado, todos gobernados por unos mismos grados de libertad aparentemente básicos, en donde la conformación tiende a ser fractal cuántica, es posible que dependiendo de la forma en que se estructura las entidades, conlleve a manifestar efectos que no se pueden caracterizados por la ciencia ordinaria, pues trasciende a más allá de lo que se puede caracterizar mediante conocimiento que se basa en lenguaje abstracto definido a partir de relaciones puntuales que se interpretan bajo la subjetividad de un observador. Un objeto es un objeto y no una composición de puntos, en que el efecto sombra se define sobre sí mismo y hacia el entorno, por ello, es probable que muchos fenómenos que se muestran en la naturaleza, no pueden ser descritos en forma amplia por la ciencia actual, tratando por ello a dicha información como anomalías, información, etc.
Es necesario percibir al todo, como ello, en su composición especial, que trasciende al concepto de existencia ordinario, en donde un campo cuántico unificado se manifiesta sobre sí mismo, en base a facetas, en una relación de sombras entre sombras, que emulan a comportamiento fractales cuánticos y difusos. Por ello, las estructuraciones con la materia se muestre, dentro de un contexto y memoria de acción, delimitado en su densidad y matriz de acción, pueden evocar a efectos especiales que la ciencia ordinaria no puede predecir su existencia, inclusive porque su mismo método de análisis descarta la posibilidad para ello. Recuerde, que tanto el contexto como la memoria de acción, conformación y manifestación afectan lo que potencialmente se puede presentar, por ello, no es necesariamente repetible dichas observaciones, o bien que no muestren lo indicado por la ciencia ordinaria para condiciones controladas. Dado a esto, no es de extrañarse no pueda analizar sutilmente a lo indicado por Viktor Grebennikov y lo que otras quizás han observado en sus experiencias.