Espejos nucleacionales objeto del espacio de acción
La integralidad de la información nucleacional objeto en todo tipo de análisis es una necesidad que la humanidad debe integrar en su forma de percibir a su entorno y tomar sus resultados como base para definir las acciones que son necesarias para que esta evolucione a otro estadio de conocimiento que favorezca a la colectividad dentro de los ecosistemas que coexisten con ella en todas las facetas relacionadas entre sí. Por ello, en este documento se presenta un desarrollo sobre la visión del espacio de acción en diferentes facetas, tal que la percepción bajo el concepto de espacio tiempo, agujeros negros, agujeros de gusano y la ilusión de la presencia de otras entidades, se muestren coherentes, sin que se muestre colapso de los mismos provocado por efectos extremos sobre su aparente espacio ocupado y de su entorno asociado. Justificando ¿por qué no se razga el el tejido de espacio tiempo debido a la presencia de estados de información objeto que se acercan a la manifestación propia de lo que ciencia denomina singularidad?, siempre bajo la subjetividad con que el observador percibe a su realidad. Tal que nunca el espacio de acción se crea ni se destruye, es simplemente una manifestación del campo cuántico unificado que se manifiesta sobre sí mismo, por facetas, bajo una relación de información nucleacional objeto que asemeja a la presencia de un fenómeno de conciencia.
La mecánica cuántica describe a las entidades como atrapadas en pozos de potencial, los cuales no los define, tal que estas muestran potencialidades manifestables en los diferentes estados. De manera, que al manifestarse en un estado determinado, no elimina la potencialidad manifestable en los otros, pues son parte de lo que permite mostrar los árboles de vorticidad nucleacional, propia del proceso en descripción en las realidades potenciales del espacio de acción, dentro de la sombra que denominan espacio tiempo.

Efectos espejo en el espacio de acción mostrados por el campo cuántico unificado:
  • Ilusión de presencia concreta y dinámica, bajo el efecto de la manifestación efímera de entidades y su entorno.
  • Potencial manifestación de anomalías y aparentes singularidades, sin que se pierda la definición propia del espacio de acción.
  • Evolución de entes y entidades, en concordancia con la evolución de su entorno.
  • Justificación de la presencia de mares de entidades virtuales como las que menciona Dirac.
  • Coexistencia aparente de múltiples realidades complementarias a la percibida por el observador. Mostrándose coherente con las ideas de Everett Hughes, que bajo el efecto de subjetividad del observador conlleva al colapso de las realidades potenciales manifestables.
El efecto sombra  propio del campo cuántico unificado, en donde Cn  ↔ [Cn-1; Cn-1], justifica el porque los entes pueden evolucionar en su espacio de acción, sin que se pierda la coherencia lógica aparente que bajo la subjetividad asociada el observador define para su realidad. Por ello, no es de extrañarse que un universo pueda emerge dentro de otro universo, tal que se guarde coherencia aparente entre ellos, similar a lo indicado por los seguidores de la teoría de cuerdas, que indican la presencia de multiversos que coexisten entre sí, que se caracterizan unos respecto a otros. Tal que los multiversos de tercer nivel se muestran como complementos de la potencialidad manifestable en un espacio de acción que es asociada a la dinámica del mismo según sus árboles de vorticidad nucleacional objeto asociada.
El efecto sombra al ser tomado en la dirección propia del reduccionismo y minimalismo de percepción de lo mostrado en los escenarios potencialmente manifestable, conlleva a que la información sea fácilmente manipulable. Por ejemplo, en la ciencia la reducción del concepto de objeto de acción a un punto de análisis, conlleva a un minimalismo de la percepción de la relación entre ente y su entorno y sus reprocidades respectivas, favoreciendo que visiones como la de Newton puedan emplearse en una forma simplificada que para condiciones similares a las que son necesarias para mostrar algún nivel de validez, permiten realizar estudios simples en el comportamiento de los cuerpos, más no pueden empleados para analizar eventos, pues todo se trata de un condicionalismo de percepción de lo que se presenta un instante antes del evento, respecto a lo que se presenta un instante después. De tal manera, que nunca se analiza el evento en sí, pues no toman en cuenta que todo debe ser descrito por nucleaciones de información objeto, a través de los potenciales árboles de vorticidad nucleacional objeto, propios para la relación de entes participantes en estudio.
Asociación de facetas de lo que el todo muestra respecto asimismo:
  • Todo tipo de información que se perciba en un entorno, no tiene significado si no se integra a la asociada a la relación que todas las cualidades percibidas definen lo que se muestra en un entorno respecto al ente en estudio, independientemente del tipo de información en análisis.
  • El no uso de estudio por relaciones de nucleaciones favorece el control de procesos de información que los grupos de poder tratan de mantener. Tal que no se genere sobre ellos un peligro que favorezca a la colectividad, pues los grupos de poder trabajan para mantener dicha condición en la colectividad. De manera, que se presenta la información con la mayor incompletitud para que sea manipulable.
  • Toda información tiene asociada una cola de relaciones que no deben ser dispersadas en cualquier observación o análisis. Siendo esto producto del efecto sombra y del hecho de que todo evento potencialmente manifestable tiene un contexto y memoria de ación, conformación y manifestación.
La visión que muestran los seguidores de las teorías propias de la gravedad cuántica, conlleva a que el espacio de acción en sí es un fractal, pues debe mostrar coherencia respecto a su conformación, acción y manifestación de la parte del mismo respecto al todo, o sea que Z ↔ H(Z), lo cual indica que todo debe coherencia respecto a la autosimilitud que muestra el todo referente asimismo. Además, esto debe ser analizado desde la perspectiva de la subjetividad con que el observador percibe a su realidad, por ejemplo la humanidad utiliza el concepto de espacio tiempo como una sombra de como el espacio de acción puede mostrarse ante sí mismo, pues el observador es parte del todo. Dado que la ciencia se ampara en un lenguaje abstracto que no tiene la potencialidad de describir información nucleacional objeto, dinámica y coherente, quedando atrapada en un nicho de análisis muy reducido, siendo conocido dicho lenguaje abstracto como matemática y sus extenciones relacionadas, conocidad como estadística y teoría de la probabilidad.
La matemática muestra una belleza innegable y una potencialidad utilidad para el análisis de informaciones muy simples, que están atrapadas en forma en que el observador percibe a su entorno, sin percatarse, que la parte no se define asimisma sin tomar en cuanto alto en que está envuelto, en todo su contexto y memoria de acción, conformación y manifestación. Siendo necesario la generación de nuevos lenguajes abstractos con capacidad de descripción de nucleaciones de información objeto que evolucionan en árboles de vorticidad nucleacional, tal que en ella se muestra la presencia de un contexto y memoria de acción bajo la cual el observador bajo su subjetividad reconoce a su realidad.
El campo cuántico unificado se manifiesta en facetas sobre sí mismo, tal que se emula una compleja relación de información objeto, tal que se cumple el principio de conservación de la información objeto, de manera que este no puede agrandarse ni reducirse, por dejaría de ser la esencia del todo. Por ello, los escenarios que percibe el observador son efímero y tienen asociados cascadas de otros escenarios potenciales a mostrarse, tal que propuestas como las indicadas por NOvikov, pueden manifestarse en cualquier realidad, debido a esa complementariedad en que todo se muestra. De manera, que hasta una sombra como la que definen como espacio tiempo, está atrapada dentro de otra unidad mayor, en donde se encuentra complementariedad de los diferentes tipos de mundos de información objeto a manifestarse, lo cual hace imposible que se rasgue el espacio ocupacional, pues no crecer ni reducirse, simplemente manifestarse por facetas, sobre sí mismo. Por ello, los agujeros de gusano y negros que menciona la ciencia, no son un peligro, pues estos no son más que parte de las sombras que el todo manifiesta sobre sí mismo. Al igual, que una distorsión al alto nivel del espacio tiempo, no guardará ninguna incoherencia, pues el todo se percibe respecto asimismo en sus diferentes facetas.

Manifestaciones potenciales en el espacio de acción, bajo la subjetividad del observador:
  • Se tiene un espacio de información complejo denominado espacio ocupacional, al igual se tiene otro complementario que es el de ordenamiento, el cual la humanidad lo asocia al tiempo. De tal manera, que ambos son parte de una sombra mayor que Einstein define como espacio tiempo, en la cual se aplica una delta nucleacional objeto. Pero la visión de la ciencia no la toma como nucleación, sino que aplica un reduccionismo y minimalismo extremo sobre dicho concepto.
  • El espacio de acción de percepción de eventos es el que emplea el observador, con el fin de mostrar una lógica propia de como el escenario visualizado se muestra coherente  tanto en los ocupacional o espacial ordinario, o bien en la descripción del ordenamiento de manifestación de la evolución dentro de dicho espacio. Tal que ambos no son separables, sino que conforman una telaraña que puede ser vista, como relaciones de páginas entre páginas de información, en donde se revela nuevamente el efecto sombra.
  • Espacios de acción propios de la percepción del observador pueden ser lo asociado a un mismo objeto, a una región, aun planeta, una galaxia, a un multiverso, o bien a un todo que se manifiesta sobre sí mismo que denominan campo cuántico unificado.
Toda manifestación en cualquier faceta del campo cuántico unificado, no es más que un espejo que interactúa con otros espejos, sin mostrar incoherencia en la conformación de un todo aparente, que puede ser descrito empleando grados libertad aparentemente básicos. De tal forma, que diversos tipos de universos pueden estar presentes en las diferentes facetas que se complementan entre sí, permitiendo la posibilidad de manifestación de objetos de definición ocupacional, cuya evolución se etiqueta con información de ordenamiento, siendo un tipo de ellas lo que denominan líneas, planos y espacios de tiempo. Al igual, pueden estar presentes entidades cuya definición se basa en información de ordenamiento, que emulan al comportamiento del espacio ordinario, pero que sus eventos se ordenan bajo lo que ordinariamente se denomina espacio ordinario, lo cual haría posible que se puede viajar en cualquier dirección dentro del espacio de información objeto de ordenamiento. De manera, que tanto el espacio ocupacional ordinario, como el de ordenamiento son entidades complejas información que asemejan a nucleaciones de información objeto, lo cual no puede ser descrito ni por la ciencia, ni bajo el contexto de la matemática ordinaria y sus conexos que denominan estadística y teoría de la probabilidad. Por ello, el diagrama de cono de espacio tiempo en que la teoría especial de la relatividad confiere una velocidad máxima, puede ser extendido cuando se emplea teoría de nucleaciones, en donde los mundos de información objeto complementarios, son necesarios para mostrar una lógica de ilusión de existencia global, aunque este se asemeje a un fenómeno de conciencia.
Para que el lector comprenda con mayor detalle lo incluido en este documento, se le recomienda leer el libro "Matemática del Akasha", en que se describe a la relación de realidades de diversa índole, propias de la complementariedad asociada al efecto sombra sobre lo que es propio del espacio de acción del campo cuántico unificado. En donde se muestra claramente la presencia de espejos del espacio de acción, tal que multiversos pentadimensionales, pueden coexistir con multiversos tetradimensionales y muchos otros tipos más. Para lo cual producto propios de la física básica deben ser extendidos a otros niveles, por ejemplo el escalar y el vectorial. Por ejemplo una extensión a espacios tetradimensionales es la siguiente, si a = (a1, a2, a3, a4) y b= (b1, b2, b3, b4), su producto escalar a•b, será a•b = a1*b1 + a2*b2 + a3*b3 + a4*b4, mientras que  a x b = (-a1*b4 –a4*b2 +a2*b3 –a3*b2 +a4*b3 +a2*b4) e1 + (a3*b4 +a4*b1 –a1*b3 +a3*b1 –a4*b3 –a1*b4) e2 + (-a2*b4 –a4*b1 +a1*b2 –a2*b1 +a4*b2 +a1*b4) e3 + (a2*b3 +a3*b1 +a1*b2 –a2*b1 –a3*b2 –a1*b3) e4. Siendo esta representación para un estado definido, lo cual puede ser extendido a una expresión nucleacional mediante a•b  ↔ a1*b1 + a2*b2 + a3*b3 + a4*b4 y  a x b  ↔ (-a1*b4 –a4*b2 +a2*b3 –a3*b2 +a4*b3 +a2*b4) e1 + (a3*b4 +a4*b1 –a1*b3 +a3*b1 –a4*b3 –a1*b4) e2 + (-a2*b4 –a4*b1 +a1*b2 –a2*b1 +a4*b2 +a1*b4) e3 + (a2*b3 +a3*b1 +a1*b2 –a2*b1 –a3*b2 –a1*b3) e4, en donde la autosimilitud conlleva al efecto cascada asociada a las nucleaciones de información objeto resultantes.