Expectación nucleacional objeto
El todo debe ser analizado desde la perspectiva bajo la cual este se manifiesta sobre sí mismo, tal que la parte no tiene significado alguno sin que el todo le confiera un escenario potencial manifestable, en donde todas las particularidades potenciales se muestran dentro de sí mismo, en proceso complejo de relaciones de sombras entre sombras de información objeto. Es decir, que aunque el observador perciba alguna particularidad asociada de la parte en el entorno, toda su complementariedad debe guardar una lógica para que bajo las condiciones en que este realiza la observación se muestre lógico lo que ante el se presenta, que no es puntual, sino que tiene un escenario de acción, conformación y de relaciones tanto de contexto como de memoria de los factores mencionados, que son propios de dicho espacio de acción.
A pesar de que son muchas las potenciales formas en que un espacio de acción puede mostrarse ante un observador, existen relaciones de caracterización tipo fractal difuso, en que el efecto propio de la delta nucleacional objeto, potencializa la manifestación propia del estado aparente que percibe el observador, quedando una dinámica complementaria objeto dentro de la relación de sombras entre sombras de información objeto que son propias de la dinámica de facetas asociadas al campo cuántico unificado.
Particularidades de la información objeto  propias de la parte mostrándose como un actor dentro del todo:
  • La parte no es lo que percibe el observador en su ilusión de realidad, sino lo que la relación de esta sobre las diferentes facetas propias del todo, es la que define la caracterización de lo manifestado en el espacio de acción propio de las realidades entrelazadas, que son sensibles a lo que manifieste la ilusión de presencia de la parte.
  • Todo espacio de acción está acotado a una densidad y matriz de acción, conformación y manifestación de lo que en sí produce la relación subjetiva que percibe el observador.
La expectación de una potencial manifestación de un escenario que esconde información objeto dentro de sí mismo, es la que se puede tomar como parámetro de lo que le es asociado a lo percibido, es decir, que indica potencialidad mayor ante lo que puede esperar al observador. Lo cual no puede ser descrito de una forma sencilla como las que emplea la matemática ordinaria, ni apoyándose en la estadística y ni con lo que permite describirse empleando la teoría de la probabilidad. Pues todo en la naturaleza tiene un comportamiento objeto complejo, en donde la parte afecta a su complemento dentro del todo, así como la parte se afecta asimisma, tanto por su comportamiento basado en su contexto así como en la memoria de acción, conformación e interacción asociada. Tal que lo complementario entra en una ilusión de dinámica que se muestra coherente con lo que se muestra en la parte, pues ambas deben guardar una misma lógica, propia de la esencia que conforma ese todo manifestable por facetas, sobre sí mismo.
Todas las manifestaciones de cualidades y propiedades referenciadas sobre los actores presentes en los escenarios de las realidades respectivas, tienen un comportamiento nucleacional objeto. Es decir, tiene un comportamiento fractal que muchas relaciones son potencialmente manifestables, ante el observador que se caracterizado con la matriz de acción en que esta es etiquetada como percibida, debido al efecto de la delta nucleacional objeto dirigida a la caracterización de dicha matriz de acción. Por ello, un ente tiene potencialidad de mostrarse en todos los estados dentro del campo cuántico unificado, de manera que es el observador quién caracteriza a la densidad y matriz de acción bajo la cual la expectancia de lo percibido tiende a ser mayor. En donde esta debido al efecto sombra, es también una nucleación de información objeto. Es decir, que información objeto está oculta de lo que se emplea como parámetro comparativo de potencialidad de percepción de cierta cascada de escenarios potencialmente manifestable, pues Cn ↔ [Cn-1; Cn-1].
Relaciones nucleacionales entre la parte y el todo:
  • La historia aparente de la parte dentro del escenario, confiere caracterizaciones que conllevan a una expectación de que ciertos escenarios sean potencialmente más factibles de percibir. No obstante, una infinidad de informaciones quedan ocultas ante el observador, tal que pueden ser consideradas efectos de fondo.
  • Todo efecto fondo conlleva a manifestación lógicas y coherentes bajo las cuales otro observador puede percibir lógicas manifestables dentro de lo complementario, a lo percibido por el observador  etiquetado como el propio de la realidad en estudio.
  • Toda relación de facetas siempre es descrita por nucleaciones de Heisenberg, que están en transición, mostrándose potencialmente la presencia de muchas realidades complementarias a la de estudio.
  • La expectación de una realidad lógica en la faceta complementaria a la percibida por un observador de referencia, tiene potencialidad mayor de manifestarse debido a lo que se le define como propio de la caracterización del espacio de acción enestudio.
Es importante recalcar que el estudio nucleacional objeto se aplica para el caso de relaciones complejas entrelazadas que pueden definir a los escenarios potencialmente manifestables ante sus respectivos observadores, tal que estos son los que realmente definen que es en sí su realidad, pues esta es subjetiva.
El estudio asociado a la caracterización de lo que se denomina una hormiga, no es una relación de informaciones estadísticas de lo que aparentemente se le puede analizar a una hormiga. Para el naturalismo una hormiga es la parte que se muestra ante el todo, tal que este se manifiesta a través de lo que se percibe en la parte. Por lo cual, todas las relaciones con ecosistemas, su historia, su potencialidad manifestables en todos los aspectos son tomados en cuenta. Es decir, la información de generaciones de las hormigas dentro de ese ecosistema de observación y de aquellos en que estas estuvieron, deben ser tomadas en cuenta.  Note que se indicó, el estudio de lo que es el estudio de una hormiga y no sobre una cualidad propia de ella, pues cualquier cualidad asociada a ella, tiene entrelazada la información de muchas, tal que estas deben ser tomadas en cuenta para que esa tenga una lógica descriptiva que la justifique como tal. Por ello, no se puede estudiar un brazo de un humano, sin saber que es lo que caracteriza a este, incluyendo la información asociada a los escenarios en que este evolucionó.
Dentro de lo cual se puede aplicar un reduccionismo dentro de la caracterización propia de la relación entre los grados de libertad aparentemente básicos, asociados al espacio de acción,  tal que puedan analizarse solamente una relación entre varias nucleaciones, asumiendo un condicionalismo sobre la forma en que las otras facetas de percepción no son tomadas en cuenta.
Es importante recalcar que lo que estudia la ciencia es un ambiente de condiciones controladas, tal que se puede verificar un resultado, pues la memoria de acción y su contexto no guardan la difusidad que es propia de lo que naturaleza muestra y es descrito empleando conectores nucleacionales propios del espacio de acción en estudio. Además, que debido a la dinámica que es descrita a través de los árboles de vorticidad nucleacional objeto, es que es inevitable la generación de cascadas de escenarios potencialmente manifestables, tal que estos podrían ser percibidos como otros que son producto de relaciones de escenarios que guardan algunos factores descriptivos, que muestran autosimilitud entre ellas.
Diferencia entre lo que estudia la ciencia ordinaria y el naturalismo objeto:
  • La ciencia analiza eventos por reduccionismo y minimalismo de conformación, interacción y manifestación. Por su parte el naturalismo analiza a los eventos como una potencialidad manifestable debido a la caracterización de la parte dentro del todo.
  • En la ciencia se puede replicar la observación, en el naturalismo no se puede replicar la observación, pues esta genera una información en cascada de potencialidades manifestables debido al evento en estudio.
  • En la ciencia se puede indicar niveles de confianza sobre el resultado obtenido. En el naturalismo solamente se puede indicar niveles complejos de expectación asociados a conjuntos de escenarios potencialmente manifestables ante el observador.
  • Los árboles de vorticidad nucleacional objeto conllevan a que en el naturalismo se muestren efectos de autosimilitud. Mientras en la ciencia solo está el escenario en estudio, con su correspondiente resultado sobre simplificado.
Es importante recalcar, que en el estudio de manifestaciones nucleacionales objeto, el estudio de una particularidad, la cual es descrita mediante su expresión nucleacional objeto, debe tomar en cuenta de que las facetas siempre definen estados de transición, pues el todo se muestra por facetas sobre sí mismo. Tal que al alterar una particularidad propia del espacio de acción en que se realiza la observación, una cadena de variaciones complejas se genera en todo lo que es complementario a esta, pues todas están definidas a través de los mismos grados de libertad aparentemente básicos, ocultos en los conectores nucleacionales propios de lo que se está analizando. Lo cual obliga a que se tenga profesionales capacitados para interpretar dichas informaciones, que podrían ser entre ellos personal espcializado en ingeniería de las matemáticas, es decir, ingeniería de los lenguajes abstractos descriptivos de lo que es potencialmente manifestable en el espacio de acción en estudio. Tal que se complemente con la información propia de los marcos básicos de conocimiento asociados a este, es decir, de su marco conceptual, marco operativo y marco instrumental, desde una perspectiva nucleacional objeto.