Materia y antimateria como espejos nucleacionales objeto
Las naturaleza es la gran maestra que muestra lo que en sí es el todo a través de la parte, tal que Z ↔ H(Z), que indica que el todo y la parte son la misma, pero no bajo el concepto de igualdad, sino de autosimilitud. Por ello, todo es gobernado por las mismas reglas, en donde el efecto sombra se muestra a cualquier nivel, donde Cn ↔ [Cn-1; Cn-1], que en la matemática se asocia a comportamientos fractales. Es decir, todo es gobernado por autosimilitud, pero en la naturaleza este comportamiento fractal es extremo, introduciendo el concepto de grados de libertad aparentemente básicos, bajo los cuales, cualquier sombra de información objeto debe descrita en base a ellos, tal que son parte de lo que es asociado al conjunto de nucleaciones Heisenberg que es propio de la temática en estudio.
El todo en sí es uno solo que se manifiesta como una ilusión compleja en donde el concepto de coherencia y el de existencia que ordinariamente es conocido, no pueden ser aceptados para valoraciones, pues se asemeja a ese mundo de información similar al de los sueños. Siendo la manifestación típica respecto así mismo por facetas, tal que la parte refleja la naturaleza del todo y el todo se muestra a través de la parte, todo atrapado en mundo de interacción de información objeto, por nucleaciones que evolucionan de la forma que es propia de la definición de árboles de vorticidad nucleacional. Tal que cualquier reflejo de lo denominan parte es un producto que puede ser descrito empleando una delta nucleacional objeto, en donde infinidades de versiones potenciales manifestadas son tomadas en cuenta, tal que siempre se cumpla con el principio de conservación de la información objeto. De manera, que lo que es potencialmente manifestable puede mostrar en lo que denominan densidades y matrices de acción, conformación y manifestación, siendo percibido por el observador como la realidad que es propia del mismo, anexándose a esta una infinidad de información nucleacional objeto complementaria a la percibida. Siendo el efecto sombra un producto propio de las potenciales ocultas sutilmente en dichas informaciones nucleacionales objeto, que son propias de comportamientos de árboles de vorticidad nucleacional, asociados a la dinámica propia de las facetas del campo cuántico unificado.
Manifestaciones sombra ante el observador:
  • Debido a su incapacidad de percibir al entorno como una información nucleacional objeto, este analiza a los actores en base a cualidades y propiedades definidas sobre estos, tal que luego no necesariamente se correlacionan entre sí.
  • Debido a su incapacidad de percepción, este no toma en cuenta que su escenario es efímero y no lo analiza como tal. Por lo cual, no se percata del efecto de complementariedad de la información objeto sobre la información objeto.
  • Toda manifestación está atrapada dentro contexto y memoria de acción, conformación e interacción, tanto interna como externa a la entidad en observación.
  • Nunca se presenta la igualdad ante ningún observador, bajo ninguna condición, pues el todo es dinámico, es decir efímero, tal que se muestra faceta tras faceta, sin que pierda información objeto en el sistema propio que lo contiene. Pues este, no puede agrandarse asimismo, ni disminuirse, porque dejaría de ser el todo.
El observador está atrapado en su densidad y matriz de ación, tal que la manifestación del campo cuántico unificado, es producto de la relación de los grados de libertad aparentemente básicos, bajo los cuales el todo muestra la ilusión de dinámica que en su parcialidad percibe observador, a partir de una interpretación subjetiva de la relación de sombras entre sombras de información nucleacional objeto, dentro de la ilusión de la dinámica de las facetas. Tal que el conocimiento que el observador va tomando como válido para interpretar su realidad, queda acotado a una infinidad de factores, provocando una cascada de condiciones bajo las cuales este puede interpretar la parcialidad de la relación de sombras que puede percibir, dentro de su densidad y matriz de definición de la ilusión de su existencia.
El lenguaje abstracto que emplea la humanidad está basado en un condicionalismo de interpretación de su información, tal que la matemática como herramienta conceptual generada para ello, solamente puede describir relaciones altamente reduccionistas y minimalistas de lo que el observador interpreta de la relación de sombras entre sombras de información. Conllevando a que esta solamente pueda describir relaciones bajo condiciones denominadas controladas, tal que su información la describe bajo el concepto de punto de información y la extención del mismo al concepto de función. es decir, para la ciencia todo ente puede analizar por relaciones puntuales, pero esta jamás considera que este en sí es un todo, que está atrapado en un contexto y memoria de acción, que trasciende a lo que ordinariamente se percibe. Pues un objeto de información, no puede descrito empleando un lenguaje abstracto tan simple o básico, como la matemática, y anexos que se denominan estadística y teoría de la probabilidad.
Características del conocimiento considerado válido hasta la actualidad:
  • La ciencia es considerada como el conocimiento de punta de lanza para que la humanidad intente encontrar un significado de lo que es el todo y sus relaciones básicas.
  • La matemática en conjunto con la estadística y la teoría de la probabilidad y cualquier otra generada a partir de ellas, están atrapadas a la descripción simplifica, reduccionismo y minimalista en sumo extremo, de lo que el observador valora subjetivamente.
  • El conocimiento actual asume que existe la concretitud de la manifestación de información, más lo único que existe es una ilusión interpretada de una potencialidad asociada a una relación de sombras entre sombras de información objeto, que se muestran como nucleaciones heisenberg.
En el desarrollo del conocimiento científico, muchos pensadores han aportado su forma de interpretar esa relación subjetiva de sombras entre sombras, dentro de las limitaciones del conocimiento propio de esa visión minimalista y reduccionista en sumo grado, que es propia del observador clásico. Estando entre ellos, Newton, Galilelo, Heisenberg, Schrodinger, Dirac, Bohr, Einstein y muchos más, pero todos bajo el credo típico de esa visión reduccionista y minimalista asumo grado, que etiqueta a la ciencia, pues no toma en cuenta que la definición del todo no es producto de una relación informaciones puntuales, sino de una ilusión de potenciales relación entre nucleaciones de información objeto.
La definición nucleacional objeto a través de árboles de vorticidad, conlleva a que todo es producto de una ilusión de potencialidades de manifestación, tal que la idea de conformación de este conlleva a la cohexistencia de una infinidad de información que se asocian a facetas potenciales de manifestación. Por ejemplo, Einstein menciona la concepción de información objeto, aunque no tenía la herramienta para tratar con ello, aunque descubre en conjunto con Planck la presencia de cuantos de información, que en sí son entidades complejas, que conllevan a la ilusión de la presencia de los mismos, debido a una dinámica oculta en ellos y entre ellos. Siendo Dirac el que da el aporte de mundos de cuantos de potencialidad manifestable, pues no se puede crear entidades concretas a partir de la nada, tal que solamente se puede percibir la información asociadas a facetas ocultas dentro de estos, que el observador interpreta dentro de su subjetividad y limitaciones. Por ello, el menciona la potencialidad de la presencia de entes de materia ordinaria, de entes de antimateria y de entes vibrantes. De manera, que mediante lo propio de los procesos de aniquilación y creación de pares, se perciben las facetas que asociadas a lo que la ciencia ordinaria estudia. De manera, que al interactuar materia con antimateria, se identifica la otra faceta escondida que es la manifestación potencial vibracional. Al igual que por relaciones entre estos se genera un proceso de creación de pares, con cualidades que el observador le define, como masa y carga eléctrica, que no más son sombras de información de un algo mayor, que manifiesta a través de ello, que es el campo cuántico unificado. Tal que la masa y la carga eléctrica desaparecen en el evento de aniquilación de mostrándose, como simple vibración. Lo cual es coherente con lo que indica Higgs, que lo que se denomina, es producto de una relación de vibraciones, dentro de un campo sombra específico. Es decir, el espejo de la dinámica de lo que ordinariamente denominan espacio manifestable, resguarda la ilusión de una síntesis de información objeto, en que se manifiestan espejos de información objeto, propios de facetas de manifestación de información objeto que están en una dinámica que la propuesta de conformación del todo por relación de nucleacoines heisenberg, en que está dicha información objeto. La masa y la materia se asocian a información objeto, tal que se muestra que no existe la igualdad manifestable, simplemente la autosimilitud propia de la información nucleacional objeto. Tal que se puede hablar de mares de entidades complejas como las que indica Dirac, así como es posible justificar lo que indica las relaciones de información a través del modelo estándar de partículas fundamentales, como una visión explotaria de lo que puede ser la esencia del todo, manifestado a través de la parte.
Aportes de los pensadores clásicos, típicos del conocimiento científico actual:
  • Newton integra conocimiento de lo ordinario con lo asociado a entidades mayores como los astros, así como la presencia de reglas para la interacción entre estas. Tal que asume que estas están atrapadas bajo principios de causalidad, lo cual es de pensarse, pues en realidad todo está gobernado por principio de sincronicidad de relaciones de la información nucleacional objeto.
  • Maxwell integra la relación de campos sombra, tales como el campo eléctrico y el campo magnético, en uno que denomina campo electromagnético. Pero siempre bajo la visión delimitada por el lenguaje abstrado denominado matemática, que no toma en cuenta que todo lo manifestado en la naturaleza es un producto de relaciones de información objeto, que tienen contexto y memoria de ación asociadas, tal que todo en sí es información objeto manifestado en sus potencialidades.
  • Kaluza y Klein, integran varios campos sombra, tales como el campo eléctrico, el campo magnético y el gravitacional, proponiendo la existencia de uno que los contiene que denominan como campo gravitoelectromagnético. Tal que la cantidad de grados de libertad aparentemente básicos para describir la relación, excede a los que la ciencia ordinariamente toma en cuenta. Es decir, ellos avisan, que hay más relaciones de informaciones de información objeto, que los que la ciencia indica. Siendo la teoría de cuerdas, que en forma patente indica que la relación información en el todo es por objetos de información, no presentándose en el mismo entidades puntuales manifestables. Además, de que queda patente la necesidad de la presencia de un nuevo lenguaje abstracto dirigido nucleaciones de información objeto, lo cual se deduce de lo indicado por Edward Witten. el cual es necesario para denotar toda la versabilidad descriptiva de la teoría de cuerdas, analizadas desde la perspectiva de once grados de libertad.
  • Dirac, da el aviso de la presencia de la complementariedad nucleacional objeto, cuya dinámica es en árboles. Tal que se presenta evoluciones complejas para emular la ilusión de la presencia de entes y su espacio de acción, que trasciende a la idea de espacio tiempo. De tal forma, que lo denominan espacio tiempo, no es más que una relación sombra de información objeto, sobre una parcialidad de la potencialidad manifestable del campo cuántico unificado, sobre sí mismo. Tal que el espacio tiempo, es definido por el observador, para entender su realidad dentro de un escenario dado.
Es fundamental tomar en cuenta que no debe existir singularidad manifestable en ninguna propuesta de descripción del todo, pues la concretitud no puede crearse a partir de la nada, pues el todo es lo que es, es decir, lo que potencialmente puede mostrar. No obstante, el concepto de concretitud a pesar de que posiblemente no es real, favorece el empleo y generación de conocimiento altamente básico, bajo el cual el observador trata de encontrar un significado de su realidad, aunque ni siquiera el puede justificar su presencia dentro del aparente todo, pues lo concreto, concreto es, pero el todo a través de sus facetas muestra que la relación de información objeto percibida dentro de la subjetividad del observador, evoca a estados efímeros de percepción de información objeto, atrapada en relaciones de aparente evolución, que son propias de las manifestaciones potenciales, de información nucleacional objeto, dentro de árboles de vorticidad nucleacional objeto.
La ilusión de masa es realizada a través de manifestaciones de facetas de la parte sobre el todo, tal que muchos espejos o proyecciones que se interpretan dentro de un subjetivismo, pueden ser asociados a la forma en que se puede percibir su dinámica de los árboles de vorticidad propio de la misma, tal que el estado materia normal puede percibirse con los espejos de información que denominan como manifestaciones especiales de materia, tal que el efecto sombra conllevaría a otras subclasificaciones asociadas a eso que aparenta la ilusión de masa. Por ejemplo, se podrían tener espejos asociados a materia ordinaria, materia oscura y otras, tal que en estas otros espejos podrían definirse, tal como en la materia ordinaria se asocian a materia y antimateria, en donde todo es parte de una cascada nucleacional de relaciones de árboles vorticidad, bajo la lupa de deltas nucleacionales objeto, lo conlleva a ese comportamiento típico de la parte de mostrarse como un fractal nucleacional objeto, en donde se percibe autosimilitud, nunca igual, siempre solamente autosimilitud. De tal manera, que  la parte se muestra con la potencialidad del todo y lo asociado a realidades percibidas a deltas objeto nucleacionales, bajo otro filtro de subjetividad propio del observador.