Memoria celular nucleacional objeto
El todo en sí mismo es una unidad compleja que se manifiesta sobre sí mismo en facetas, permitiendo que una red compleja de mundos potenciales de información objeto se muestren coherentes y dinámicos, que se complementan entre sí para mantener una lógica de una existencia por manifestación y no por concretitud. Siendo este tipo de existencia absolutamente diferente a lo que la humanidad asume como una existencia de un ente o sistema. Esto conlleva a que el todo es producto de un proceso complejo en que una dinámica de una conciencia fractal que se muestra asimisma en toda su potencialidad.
La característica del todo es su dinamismo, propio de una única esencia, por lo cual todo está regido por un mismo conjunto de reglas, que son asociadas a relaciones nucleacionales objeto. Lo cual no puede ser descrito por la ciencia, por lo cual esta cree que existe una ciencia que describe a lo diminuto y otra a lo macroscópico, lo cual no es obvio para la manifestación de una misma esencia. Esto ha provocado que algunos pensadores propongan propuestas descriptivas que son más generales que las que indica la ciencia considerada válida pro la comunidad científica. Propuestas como la de la teoría de cuerdas y membranas, así como la teoría f y la que se asocia a gravedad cuántica, emplean conceptos que son divergentes en algunos asuntos que indica la ciencia ordinaria.
Caracterizaciones del todo:
  • Es producto de un campo cuántico unificado de estructuramiento fractal.
  • Se muestra como una conciencia fractal cuántica.
  • No se disminuye ni aumenta, porque de hacerlo dejaría de ser el todo.
  • Su fenómeno más complejo es la presencia del observador, el cual es el que percibe la potencialidad manifestable del mismo.
  • Es una única esencia que se manifiesta en facetas, gobernadas por autosimilitud de interpretación de sus estructuras menores. Tal que no se presenta ninguna igualdad de manifestación, ni comparación de cualidades manifestables en el mismo.
El observador es quién define a su realidad, pues este la interpreta dentro de las limitaciones de percepción de la dinámica de sombras que genera el campo cuántico unificado al permitir la potencial manifestación de facetas de relaciones de grados de libertad, lo cual conlleva a la creencia de presencia de escenarios manifestables de entes y entidades que muestran autosimilitud de acción, conformación y de la relación de su información. Siendo todo ello, un producto subjetivo de como el observador percibe a su entorno dentro d euna densidad y matriz de acción, definida en términos de composiciones de relación entre los grados de libertad que se asocian a facetas manifestables del todo sobre sí mismo.
En los escenarios percibidos por el observador, los actores son productos subjetivos que este valora asociándoles cualidades y propiedades que los tipifican, dentro de una relación de autosimilitud. Tal que una entidad esta conformada por una relación de muchos entes que guardan autosimilitud, permitiendo que se conformen esta como si fuesen entidades únicas. Por ejemplo, un árbol está compuesto de raíz, tallo, hojas, flores y frutos, en donde estos a su vez están conformados por entidades que tienen autosimilitud entre sí, lo cual permite que se desarrollen con caracterizaciones específicas que permiten dicha conformación. Es decir, un comportamiento fractal complejo es lo que da origen a esa visión de lo que se considera un árbol. Asimismo, todos las entidades percibidas en el todo, son producto de manifestaciones sencillas del carácter fractal cuántico que es propio de sí mismo.
Carcterización por relación del todo:
  • Solamente existencia una esencia manifestable.
  • Una infinidad de grados de libertad aparentemente básicos son asociados a lo que conlleva a la dinámica de ls facetas que este muestra.
  • Todo es un producto de sombras entre sombras.
  • La relación de sombras se asocia a densidades y matrices de acción, conformación y manifestación, tal que Cn  ↔ [Cn-1; Cn-1], lo cual implica que los entes y entidades manifestados, son producto de relaciones que se manifiestan en sinergía, generando la ilusión de presencia de dichas sombras.
  • Todo es producto de una evolución nucleacional objeto de esas entidades que el observador asume que están presentes en el escenario de su realidad.
El comportamiento fractal cuántico que es asociado a la estructuración de las entidades, debe resguardar un mecanismo que permita que estos se muestren tal y como lo percibe el observador. Es decir, que la relación de información objeto de las nucleaciones de información que conlleva a su caracterización, tienen que estar asociadas a un conjunto de reglas, que permitan que por autosimilitud se muestre esas relaciones complejas de conformación de lo que es una entidad. Por lo cual, debe estar presente en el todo una memoria fractal y contexto fractal asociado al mismo, a todo nivel de resolución en que este puede ser percibido, tal que nunca su carácter de entidad objeto se pierda, ni que altere su esencia de conformación global. En donde el contexto se asocia a lo que el observador potencialmente le asocia a los entes y entidades como comportamiento esperado. Asimismo, la memoria de ación y conformación se asocia a aquellas informaciones objeto que conllevan a lo que denominan albedrío de acción de un sistema, asunto que no puede ser descrito por ciencia actual. Pues la ciencia actual trata de descubrir como un ente se comporta según un cuadro de visualización de manifestación y no por una trayectoria  potencialmente manifestable del mismo. Es decir, la ciencia esta atrapada en lo que se denomina visión clásica, bajo el gobierno del determinismo, reducción y minimalismo de acción y manifestación. No obstante, en el todo solamente existe potencialidad compleha y fractal manifestable gobernada por la acción de una ilusión de presencia de sincronismo de los eventos y no como producto de acción reacción.
La ciencia emplea como lenguaje abstracto a la matemática ordinaria, que es producto de la interpretación del concepto punto, extendido al concepto de función. Lo cual ha favorecido generar un conocimiento que es considerado básico dentro del contexto en que este lenguaje se muestra coherente respecto asimismo. No obstante, nunca el concepto punto puede describir a lo que es asociado al concepto objeto, por lo cual la ciencia está limitada a estudiar aquello que pueda ser analizado desde la perspectiva que permite la matemática ordinaria, atrapando a la humanidad dentro de una visión muy reducida de lo que puede manifestar el todo. No obstante este conocimiento puede emplearse para casos especiales que son asociados a condiciones controladas. Más la naturaleza se meustra como es, es decir bajo toda su potencialidad.

Percepciones de las entidades de un todo:
  • Se muestran tal que su existencia confirma que es parte de un escenario, en que esta complementa al mismo. Es decir, ninguna entidad puede desligarse de su relación con su escenario, ni este de la parte que lo carcteriza, pues todo es una sola entidad, solamente percibida desde diferentes facetas.
  • No existe generación de nueva información objeto, simplemente se muestra una subjetividad en la percepción del observador, al interpretar la relación de sombras de información objeto, dentro de otras sombras, siempre cumpliendo con el principio de conservación de la información objeto, que es propio de ese todo manifestable.
  • La visión clásica de la ciencia cree en un determinismo de acción manifestable en una única realidad. mientras, la naturaleza del todo asume que deben existir realidades complementarias, con el fin de que su existencia guarde una lógica bajo la visión de la conservación de la información objeto.
  • Existen relaciones simplificadas, en que el reduccionismo y minimalismo de percepción permite realizar ciertos análisis parciales de eventos manifestables en la naturaleza, como lo que estudia la ciencia actual.
La ciencia actual estudia eventos desde la perspectiva minismalista y reduccionista, atrapada en una única realidad determinista, mientras el naturalismo hiperdimensional estudia la potencialidad que tiene el todo de mostrarse sobre sí mismo, en facetas cuya relación generan la ilusión de la presencia de multiversos complejos con muchas realidades entrelazadas. Para ambas, es necesario emplear relaciones de interpretación de lo que es manifestables, desde su visión. Esto conlleva a la presencia de reglas y mecanismos que favorezcan la manifestación coherente de la dinámica que describen estas. Tal que se generan mecanismos que aseguran la dinámica se muestre como el observador lo percibe. Es decir, que de una semilla de un árbol solamente puede florecer la presencia de un árbol y no de un animal. Lo cual resulta lógico, ante lo que percibe el observador. Es decir, que el todo tiene incluido el conjunto de reglas y mecanismos para que este se muestre tal y como es, dentro de la lógica de las facetas percibidas del mismo.
Para el caso de entidades asociadas a seres vivos, está la presencia de una memoria celular que resguarda a la información asociada a los mecanismos de acción que deben manifestarse para que estos se conformen de la forma que es propia de ellos, tanto en lo que denominan conformación física, asimismo como la de interacción con el entorno en que estos quedan atrapados. Al igual ocurre, con aquellos que es complemento del escenario, en donde las reglas se muestran mecanismo para el espacio de acción se muestre con la lógica necesario para esa coexistencia de su todo asociado.
Reglas y mecanismos para la conformación y manifestación de entidades:
  • La subjetividad del observador define la caracterización de las entidades que se le muestran en el escenario de la realidad que este percibe.
  • El todo en sí mismo guarda esa información de las reglas que conllevan a que es permitido manifestarse en el mismo.
  • La presencia de las reglas de acción permitidas conlleva a la definición de mecanismos para que las entidades se muestren como son percibidas en su escenario de acción.
  • El efecto dentro de una dinámica de acción de las reglas sobre relación de información de los entes y entidades, es resguardado en una memoria de acción.
La evolución de los seres vivos que están conformados por cadenas fractales de células, está regida por mecanismos cuya información está resguardada en las mismas. Por ello, la especialización de las células se muestra a todo nivel, permitiendo que el ser muestre según lo que es asociado al mismo. Siendo la dinámica de estas asociada al comportamiento que puede ser descrito a través de árboles de vorticidad nucleacional objeto, asociados a este tipo de información que describe a las facetas de los seres, dentro de un entorno dado, con un contexto y memoria de acción que es propio de ello. Lo cual puede ser descrito empleando modelos conectivos asociados a sus nucleaciones de información objeto. Esto describe como es que se presenta la evolución en los escenarios, siendo esta definida para cualquiera de las facetas en que este puede mostrarse ante el observador.
Evoluciones en los escenarios percibidos:
  • Todo está regido por información nucleacional objeto, presente en la densidad y matriz de acción en que se muestra la realdiad percibida (archivos akásicos).
  • Todo ser debe evolucionar según información que se resguarda en la parte que caracteriza a su todo. Por ejemplo, en el adn se reguarda información no solamente para conformación, sino para regular la identidad del ser ante su entorno.
  • El conocer como el todo se muestra sobre sí mismo, puede conllevar a que la humanidad pase de ser un simple ser de un ecosistema, a un creador de nuevos mundos manifestables.
Es importante recalcar que existe una memoria de acción, conformación y de relación, en el todo manifestable, que conlleva a que el todo se muestre como una entidad dinámica, coherente y lógica en todas sus facetas. Tal que al ser una entidad nucleacional objeto, solamente pueda ser descrito empleando un conocimiento que sea propio para el análisis de dicha información. Por lo cual, si se quiere comprender al todo y tomar provecho de ello, es fundamental generar el conocimiento de lo que sea necesario para ello, en donde la ciencia no tiene cabida, debido a su limitación de percepción de los eventos manifestables en su aparente todo, que es determinista, minimalista y reduccionista, atrapado en una única realidad.
El estudio de la memoria celular de su propia genética, para el caso de la humanidad, debe extenderse a niveles de percepción mayor. Por lo cual el estudio de esta bajo una visión nucleacional objeto es una necesidad, con el fin de mejorar su genética, tal que pueda mejorar su calidad de vida y de conformación social, asimismo que de utilización de aquello que el todo le provee y que actualmente es desconocido en su mayoría. Pues a mayor potencialidad de mejoramiento de su visión del todo, sus metas y objetivos a definirse, se ampliarán en sumo grado.
El estudio de la memoria celular a nivel de especie humana debe realizarse en forma profunda, pues quizás las decisiones que se están tomando destruyen la capacidad evolutiva de la misma. Pues, quizás decisiones supuestamente en apoyo de la misma, estén provocando que esta llegue a desaparecer, o tal vez a un estado de capacidad mental no incremental, o peor que disminuya. Al igual ocurre con la capacidad de esta para la convivencia en ecosistemas, que quizás conocimientos como la medicina y el efecto de los productos farmaceúticos, provoquen que este cada vez sea más incapaz de convivir en los mismos. Siendo una muestra esperable de ello, la presencia de enfermedades erradicadas que reaparezcan mostrándose con mayores efectos sobre los individuos, o bien que se manifiesten otras desconocidas que sean percibidas como pandemias u otras manifestaciones, según la interpretación de los grandes pensadores. Pues, la medicina no permite que el proceso biológico natural de los ecosistemas se manifieste, dejando a la humanidad en una incapacidad de reacción que podría ser transferible debido a la presencia de la memoria celular asociada a la misma. Por lo cual, hay una valoración para realizar, si piensa en el bien de generación de ahora a expensas de afectar a las futuras, o bien que se muestre la solidaridad ahora, tal que evolucionen en forma más apta las nuevas generaciones, pues la memoria celular está presente siempre. Recuerde que existe tendencia de transferencia de información celular, tal que se manifiesta enfermedades, conductas y capacidades que son asociadas a grupos de personas. Al igual, en el mundo abiótico, se muestra memoria de conformación que propias de la caracterización de estructuras cristalinas propias para la definición propia de relaciones entre elementos y compuestos en la naturaleza.
Aunque parezca cruel lo antes indicado, piense si es más adecuado que usted se salve y por ello sus descendientes vivan con una salud indeseable, o bien, si usted muere y permite que el sistema normal conlleve a la presencia de generaciones más sanas, con mejor capacidad para adaptarse a los futuros entornos que la naturaleza le muestre a los respectivos ecosistemas. Esta valoración es difícil, pues si el concepto de solidaridad es lógico, este será definido a través de nucleaciones de información objeto, en donde todas las informaciones de los sistemas están entrelazados. Por lo cual, esta valoración no puede ser analizada empleando la matemática ordinaria, ni con conceptos de estadística y ni conceptos probabilísticos, solamente puede ser analizada empleando árboles de vorticidad de nucleaciones de información objeto en transición, que son denominadas nucleaciones Heisenberg.
Lo anteriormente indicado es esperable a nivel de sistemas abióticos y su complemento biológico, pues la afectación que la humanidad realiza sobre suelos, aire y agua, en todas las facetas asociadas, conllevan a un peligroso desequilibrio, pues la memoria de acción queda patente en el todo asociado, cobrando posteriormente los errores que se cometan. Por ejemplo, un peligro es la forma en que el conocimiento químico es empleado por la humanidad en dichas fases de afectación. Pues, toda acción en su información objeto plena, es guardada sutilmente por el todo, conllevando a las diferentes implicaciones de lo que se realice en el mismo. Similarmente ocurre con los errores físico-químicos asociados a la actividad humana, tal que el entorno o su propia biología, tarde o temprano lo cobrará. Por ejemplo, el uso de los plásticos ya se está manifestando en los diferentes ecosistemas, generando un desequilibrio respecto al desarrollo evolutivo que sería propio de los mismos. Simplemente, porque la humanidad convive en medio de muchos falsos credos, tales como falsos credos político, falso concepto de dinero y propiedad privada, falso concepto de desarrollo, etc., que generan complicaciones fácilmente detectables. Siendo el uso indiscriminado de empleo de químicos, dirigidos a producción de energía y otros insumos, un riesgo potencial para todos los ecosistemas, tanto en lo biológico como en lo abiótico.