No-matematica: Nucleaciones Heisenberg de información objeto

El todo es una entidad compleja que probablemente es producto de un campo cuántico unificado que se manifiesta sobre sí mismo, en una ilusión holográfica, basada en el reconocimiento de su esencia por incompletitud de percepción de lo que manifiesta la misma. Existiendo dentro de él una anomalía manifestada denominada observador, el cual se muestra como entidad cuántica debido a que es parte de esa información que se manifiesta como ondas sobre ondas, en que ciertas reglas asociadas a la matriz de acción y a una densidad de percepción definida en términos de los grados de libertad básicos de su campo, provoca que la información se muestre y oculte sutilmente, tal que siempre la información objeto presente en ese todo holográfico es la misma. Siendo una información objeto, lo asociado a una manifestación de cualidades que el observador puede percibir de la parcialidad que percibe de esa fuente de existencia, que es el holograma del campo cuántico unificado manifestado sobre sí mismo.

Einstein es un emisario en la forma de percibir y analizar el entorno, en donde líneas de pensamiento tienden a atrapar a la humanidad en credos simplistas, nacidos de visiones utilitarias básicas sobre las cuales el lenguaje abstracto denominado matemática, se consolida con una serie de relaciones de información, las cuales son la base de la ciencia actual y del conocimiento conexo que se le asocia, al igual que la tecnología producto del mismo. Tal que frases emitidas por este, son importantes de tomar en cuenta:

Estos pensamientos muestran claramente que la humanidad debe estar alerta sobre las limitaciones que el lenguaje abstracto con que se trate de describir al entorno y su dinámica, pues cada limitación que este posea, restringe a la capacidad con que esta puede visualizar y caracterizar a su realidad. En donde el ego de la humanidad es su peor enemigo, pues probablemente desvirtué a cualquier conocimiento que lo minimice ante el todo manifestado. Existiendo todo un protocolo consolidado mediante el cual un sistema de organización se apropia de la potencial visualización con que es adoctrinada una población, de tal manera, que solamente perciba a su realidad con una lógica que es propia de quienes desean regir a los pueblos desde todas las líneas de pensamiento que son consideradas normales, tal que sus miembros defienden a las mismas. De manera que entre más conocimiento sesgado es generado, la visión aceptada tiende a mostrarse cada vez más sólida respecto así misma, lo cual conlleva a una adversidad sobre la introducción de nuevas líneas de pensamiento.

La matemática actual emplea el concepto de funciones y de relaciones de informaciones, de manera simplificada, generando un conocimiento que se amarra entre sí dentro de dicha lógica, la cual corresponde a un límite de percepción de la información, que al minimizar la presencia de entornos manifestables ante un observador y asumir reduccionismo de relaciones de información, describe una lógica que es coherente con lo asociado a condiciones asintóticas de percepción de esas relaciones de información. En donde dicho reduccionismo es altamente peligroso para quienes buscan esa verdad conectiva que muestra el todo sobre el todo. Siendo las no-matemáticas aproximaciones más generales que son coherentes con aquello que es más que sombras de lo manifestable ante sí mismo, tal que la realidad percibida por el observador queda atrapada en esa visión colectiva limitada propia de las poblaciones adoctrinadas.

El concepto punto ha sido útil para la humanidad, pero este solamente encaja en un mundo de sombras que difiere del de su propia realidad, en donde la esencia de manifestación está en los objetos y los eventos manifestados entre los mismos, en donde debe cumplirse el principio de conservación de la información, de manera que solamente puede percibirse lo que es lógico respecto a la esencia de la misma. Siendo los objetos conjuntos de información que se entrelaza entre sí, conformando lo que se denomina nucleaciones de información objeto, que pueden ser analizadas desde diferentes perfiles de observación, como las diferentes sombras del objeto que en una cueva que se proyecta sobre las paredes, tal que cada sombra se denomina faceta. Ocurriendo que al incrementar los grados de libertad de observación, las sombras ocultan sombras dentro de sombras, como si fueran ecos dentro de ecos, pero a nivel matemático ordinario la información es tratada según lo que es asociado a la parcialidad del borde de dichas sombras, o a secciones de frecuencias dentro de esos ecos. De manera, que la información básica o fundamental es una unidad fractal asociada a estos ecos, en donde el concepto de tamaño y ordenamiento solamente es una ilusión bajo la cual el observador cree que puede analizar a su realidad, en donde la parcialidad de percepción del todo, lo atrapa en zonas de conocimiento restringidas que engañan al mismo en una lógica que es coherente para el mismo.

La unidad del todo proyectado sobre sí mismo, se asocia a la manifestación del campo cuántico unificado, que es percibido en diferentes formas parciales conformando realidades, que se definen debido a que parte de la información se oculta sutilmente, mostrando una coherencia dinámica, que es asociada a nucleaciones de transición de estados percibidos, que se denominan nucleaciones Heisenberg, que se denotan por relaciones de la forma Z Z*Z’. Tal que Z Z1 Z2 Z3 ⊗ ... Zm y Z’ Z1’ Z2’ Z3’ ⊗ ... Zm’; pues la lógica de la coherencia evolutiva se basa en que el fundamento del todo es la manifestación del cambio en el mismo, manteniéndose la conservación de la información objeto. Donde cada Zi y Zi’ son asociados a los diferentes micro-mundos o facetas que son manifestables dentro de la condición en estudio, en donde condiciones específicas de relación entre bandas de valores de grados de libertad compuestos son manifestables.

Es fundamental tener claro que una nucleación la conforma muchas informaciones objeto que se entrelazan, las cuales no tienen significado por separado, por lo cual debe mostrarse una entidad que se asocie al comportamiento de conjuntos de entidades miembros, en donde se potencialice la capacidad de manifestación que es propia de las nucleaciones. Por ello, un resultado de la interpretación de una nucleación no puede ser llevado hacia lo esperado de una entidad miembro de la nucleación, sino que son conjuntos entrelazados entre sí, en donde las probabilidades difusas tienden a mostrarse, tal que todo está en transiciones consecutivas, de manera que la dinámica de las mismas muestre esa lógica qie se asocia a ese todo en estudio, desde la capacidad que es propia de valoración de los respectivos observadores. De tal forma, que la parte no tiene significado sin entrelazarse con el todo y el todo no existe sino se manifiesta a través de la parte.

La idea de analizar a las manifestaciones de entes y entidades mediante nucleaciones de información objeto, obliga a modelar a las mismas como relaciones de información, tal que se utilicen variables que interrelacionen a las mismas, de manera que pueden ser percibidas como facetas de una superior, que en la mayoría de los casos resulta desconocida. Todo esto debido a que la semilla primaria de una nucleación en su vorticidad, por lo general es desconocida. De manera, que el estudio de manifestación de nucleaciones por vorticidad, tendrá siempre una semilla secundaria o relativa, la cual va ha mostrarse mediante eventos, tal que se generan transiciones, que pueden ser muy variadas. Siendo producto de la dinámica de la información de las nucleaciones, la presencia de una aparente realidad que percibe el observador, en la cual se manifiesta la nucleación Heisenberg asociada a la nucleación en estudio.

El nombre de nucleación Heisenberg proviene del hecho de que al interactuar un observador con la nucleación de información objeto manifestada, automáticamente la naturaleza responde variando su información aparente quedando un rezado de incertidumbre asociada a la nucleación manifestada, permitiendo dicho mecanismo el proceso de dinamismo de la información. Dicho dinamismo se asocia a la relación Z Z2 Z*Z’, tal que Z es una nucleación de información objeto, que es descrita en su fase de transición hacia Z’. Lo cual va ha mostrar que durante la cascada de transiciones manifestables, la esencia de la información de la nucleación tiende a ser patente en lo percibido, aunque sea en forma sutil.

El estudio de evolución de sistemas de información en que interactúan objetos sobre objetos, desde la perspectiva de nucleaciones, conlleva a una visión absolutamente innovadora, tal que se muestra lógica para el estudio de dinámicas, aunque puede ser llevado a estados ficticios que evocan a una condición entre fases evolutivas, que equivaldría al estudio evolutivo cuadro a cuadro propio al emplearse la matemática ordinaria dentro de la física. Tal que en esta, la transición es Ψn = Op(Ψn-1), tal que en nucleaciones se interactúa con las dos funciones a la vez (Ψn, Ψn-1), pues la nucleación siempre contiene toda la información y el observador la percibe por mecanismos de ocultación sutil, debido al principio de conservación de la información objeto.

Por lo general en la ciencia, el estudio evolutivo de un ente corresponde a una transición suave, tal que Z’ = Z + δZ, pero en el estudio por nucleaciones, cualquier información permitida puede ser la que perciba el observador, lo cual complica su análisis, dado que esta identifica a toda la nucleación en facetas, mientras que en la ciencia se utilizan relaciones con lo parcial de lo percibido. No obstante, si se analizan parcialidades de facetas, podría darse la situación de que para ciertas condiciones extremas tiende a mostrarse un comportamiento parecido o similar. Sin embargo, es claro que la forma en que la información es tratada bajo ambas visiones, es totalmente diferente, tal que para la ciencia formal se emplean funciones típicas de la matemática, mientras que para las nucleaciones, se emplean nucleaciones de información objeto cuyo comportamiento es descrito mediante índices de acción que ocultan grados de libertad básicos de manifestación de las nucleaciones de información objeto.

Las nucleaciones de información objeto, pueden ser empleadas para describir campos complejos de información, en donde el comportamiento por lo general no es el esperado. Por ejemplo, la simulación de campos radiales como el campo eléctrico y el gravitacional, que se asumen en la física como campos de interacción bajo la relación 1/r2, en nucleaciones equivalen a relaciones de la forma Z Z + C2, en donde C {kx; ky}. De manera, que al variar la relación a Z (Z + C2), se obtiene de nuevo al fractal de Mandelbrot con reflexión, lo cual conlleva a que hay familias que se amarran entre sí conformando una estructura similar producto, o nucleación de información objeto que guardan la auto-similitud entre sí.

Cuando se trata el estudio de nucleaciones de información objeto, se toman una gran cantidad de escenarios potenciales a la vez, amarrados por los índices de encadenamiento asociado a las diferentes nucleaciones que entrelazan información. Tal que no se analiza en términos de una potencial faceta, sino que al menos se deben analizar conjuntos o familias de facetas potenciales, que muestran comportamientos que toman al escenario actor en la misma, tal que este guarda memoria de los eventos manifestados en el mismo. Tal que la memoria de acción asociado al escenario puede resguardar ecos dentro de ecos de información objeto.

Matrices de nucleación Heisenberg

Dado que la esencia de manifestación ante el observador es el cambio y el todo siempre es el mismo, como un producto de información objeto que es percibida dentro de un holograma en que parte de la información del todo se muestra ante una coherencia lógica definida en base a grados de libertad, asociados a una matriz de acción propia de una densidad de relaciones de dichos de libertad. Tal que la parte debe reflejar al todo y el todo debe mostrar coherencia en la parte, en toda esa ilusión que conforma a las dinámicas en que las informaciones objeto parciales aparentan interrelacionarse. Es decir, la parte no debe reflejar una cualidad que no sea propia del todo que la contiene o que genera la ilusión de su existencia.

Por motivo de que el todo debe resguardar a su propia esencia, no es de extrañarse que al evolucionar la información objeto, entidades de información aparenten reencontrarse, a partir de otras que se perciben muy diferentes. Tal que lo que podría ser considerado una nucleación básica, resulte ser similar a una nucleación producto de evolución por vorticidad. Por ejemplo, el fractal básico de Mandelbrot que aparenta ser una nucleación básica, propia de la definición Z Z2 +C; con C {kx; ky}, puede ser reconstruido a partir del fractal Z Z*(Z+ C) + C. Es decir, a partir de la relación Z Z2 + Z*C + C, tal que una infinidad de información se transmuta hasta ser percibida como el fractal de Mandelbrot. De manera, que si esta información objeto se analiza desde la perspectiva de superposición de nucleaciones, se tendría un fenómeno especial, tal que Z*C, es una transparencia por auto-similitud en dicha nucleación. Al igual ocurre con la definición Z (Z + C)* (Z + C), cuyo producto es nuevamente es el fractal de Mandelbrot, tal que si se reescribe como Z Z2 + 2*C*Z + C2, se tiene que C 2*C*Z + C2, como otra transparencia asociada a la vorticidad empleada.

Si se observa con detenimiento las expresiones anteriores, se denota claramente la diferencia que existe entre el análisis de nucleaciones respecto al análisis percibido según la matemática ordinaria, en donde la auto-similitud es la constante de las nucleaciones de información objeto, en donde la auto-similitud geométrica se muestra importante, al igual que el comportamiento por distribución y organización de la información. Pues Z Z + C, tal que si Z C , esta relación equivale a decir, que un perro sigue siendo perro, siempre que se parezca a un perro, sin importar su tamaño, que tenga o no orejas recortadas o color, asunto que en ciertos casos también se refleja en la matemática, pues un segmento de recta, sigue mostrando características similares, siempre que mantenga su pendiente y longitud, sin importar cual es el punto en que inicia el mismo.

Durante la aparente evolución de las nucleaciones de información objeto, familias de ellas conforman potenciales comportamientos de la información a percibir, en donde la auto-similitud es la constante. Dentro de estas familias de nucleaciones Heisenberg, se encuentra algunas que evocan a replicaciones, en donde patrones de información se replican mostrándose en las mismas, la presencia de una información básica que participa en el proceso de replicación. Entre ellas está la familia de nucleaciones Z Z**n*(Z + C) +C, al igual que la propia Z Z*(Z + C)**n +C, que en esencia tienen una alta auto-similitud entre ellas, a pesar de que la relación se muestra diferente. Tal que para n mayor que uno, se tiene una familia cuyo comportamiento es equivalente, solo que aumenta la cantidad nódulos principales, que se muestran ante el observador, en el espacio de información objeto en estudio. Donde como se indicó anteriormente, para el caso n=1, se tiene un fractal de Mandelbrot, con un mundo de información paralelo, que tiende a visualizarse como separado del principal.

Para el ejemplo anterior, queda claro que la coherencia de las familias se muestra como nucleaciones típicas de Heisenberg, si Z**n, o Z de la derecha, se comportan como Z, mientras Z + c, o Z de la derecha, se comportan como Z’, según corresponda para cada caso. Siendo esto debido a que la naturaleza de la semilla primaria, nunca se conoce, debido a que todas las realidades percibidas son relativas o propias de la percepción bajo la cual el observador identifica a su realidad. En donde comportamientos especiales de la geometría asociada a la información en estudio, quedan ocultos a través de las relaciones de nucleaciones que conforman a sus expresiones. Tal que, es posible encontrar una relación que evoque a campos como el campo eléctrico de una partícula o a la gravedad, así como con un conjunto que asemeja a olas manifestadas en el mismo, con singularidades de información objeto presentes en su espacio de acción. Conllevando a una lógica de lo percibido, a pesar de que se integran en forma indirecta nucleaciones de información objeto que aparentan no tener conectividad entre ellas.

La cascada de potencialidades manifestaciones de las nucleaciones de información objeto sobre sí misma en todas sus facetas, equivale a la presencia de matrices de nucleaciones de nucleaciones de información objeto, emulando al hecho de presencia de ecos sobre ecos. En donde cada sombra potencial de manifestación resguarda coherencia con la esencia del todo, obligando a que en cualquier evolución de percepción de la información objeto del todo siempre sea la misma, tal que cualquier sombra de percepción del observador, es producto de un proceso sutil de ocultación parcial de esa información, pues se genera una densidad propia asociada a los grados de libertad aparentemente básicos dentro del holograma compuesto de comportamiento fractal. Siendo la matriz de acción conformada por la información objeto y reglas de manifestación para condiciones específicas, tal como ecos dentro de ecos, de manera que esta es una parcialidad de otro conjunto de reglas en base a dichos grados de libertad básicos que se densidad de acción.

Todo el conjunto de informaciones objeto compone una estructura de información objeto compleja de matrices dentro matrices, que al ser analizadas muestran un comportamiento fractal, tal que estas se descomponen nuevamente en matrices sobre matrices de información debido al cumplimiento de la relación Cn {Cn-1; Cn-1}, lo cual indica que es prácticamente imposible reconocer que es la esencia del todo y con ello se clarifica que la existencia posiblemente es solamente una ilusión de conciencia sobre conciencia, mostrando también un comportamiento fractal. Lo cual a la vez justifica ¿por qué cada vez que se quiere descubrir la esencia del todo, esta se oculta al observador? Por ello, la humanidad ha descubierto que la esencia del todo y en específico de la materia, es que está compuesta únicamente de vacío vibrante.

Nuevamente queda claro que todos los egos de cualquier criatura supuestamente inteligente, resulta ser un absurdo pues no es más que vacío vibrante, producto de una relación de una conciencia que interactúa sobre sí mismo. Quizás por ello, ninguna civilización encontrará la verdad a cerca del campo cuántico unificado, que en sí probablemente es una conciencia en busca de comprenderse sobre sí misma, dejando a estas como simples sombras de pensamiento, atacando a todos esos egos de sombras que se muestran ante la misma.

Nucleaciones Heisenberg y vorticidad

El estudio de nucleaciones de información objeto empleando vorticidades, conlleva a toda una gama de escenarios que son probables de manifestarse, siendo el grado de complejidad manifestado definido por el tipo de vorticidad presente en el sistema de información en estudio. Tal que para el caso de vorticidad cerrada, se asume el menor grado de complejidad esperable, no obstante, un nodo puede ocultar información considerada no divisible para el estudio de la misma, debido al cumplimiento de la relación Cn {Cn-1; Cn-1}. Pero para el caso de vorticidad simple y compleja es esperable una complejidad de acción, en donde muchas posibles cascadas de manifestación son potencialmente manifestables.

El definir una nucleación de transición es un proceso complejo que exige la participación de personal altamente capacitado en no matemáticas, siendo el grado de la misma mayor para el tratamiento de información objeto definida por nucleaciones Heisenberg sometidas a evoluciones por vorticidad, en donde los anillos de acción o lazos definidos por los nodos de los mismos, en sí son otras nucleaciones Heisenberg en constante evolución. Aumentando el grado de dificultad del tratamiento de la información, al manifestarse transiciones tanto a nivel de nodo, lazo y entrelazos, lo cual conlleva a la presencia de redes de manifestación de cascadas de eventos manifestados en las realidades en estudio.

El hecho de que el entorno se esconde sobre sí mismo, complica la definición de las nucleaciones Heisenberg con las cuales tratar de comprender las potencialidades manifestables que este tiende a mostrarle al observador. Dado que todo en una vorticidad es otra vorticidad manifestada por el holograma bidireccional que es asociado al campo cuántico unificado que se manifiesta sobre sí mismo, genera esa ilusión de la presencia de componentes complejos como lo son los observadores, los contornos potenciales y los de información asociados a los mismos. Tal que buscar la explicación sobre la esencia de su conformación, esta siempre se esconde, asunto que es indicado en nucleaciones mediante la relación Cn {Cn-1; Cn-1}, descrito en las respectivas bases de grados de libertad básicos aparentes que define el observador. De manera, que este al aumentar su resolución de percepción descubre siempre que hay más grados de libertad básicos de los que él ha supuesto.

En realidad cada grado de libertad compuesto es una nucleación de transición, es decir, que tiene vorticidad oculta como si fuera otro nodo que es percibido por sombras, tal que el observador lo interpreta según su base de conocimiento, que es delimitado por la capacidad que muestra su lenguaje abstracto para describir la esencia de los contornos manifestados ante el mismo, los cuales corresponde a facetas asociadas a la capacidad de manifestación del todo a través de sus grados de libertad percibidos por el observador. Donde dos ilusiones aparentemente independientes, son una sola que es interpretada por el observador y es lo que este visualiza como manifestación de una realidad dinámica y coherente. Debiendo ser un único lenguaje abstracto el que sea apto para describir aquello que el observador denomina como concreto, al igual que la ilusión de conceptos convencionales que este utilice para comprender la evolución de su civilización, pues todo es producto de la manifestación de un único campo cuántico unificado, mostrándose parcialmente ante el observador.

Si se analiza lo indicado, es claro que las nucleaciones de información objeto que describen el entorno de un observador, muestran comportamientos fractales, tal que una esencia fundamental es manifestada a cualquier nivel de resolución, en donde siempre se encuentra la misma información, solamente que percibida desde diferentes facetas. Por lo cual, la comprensión del concepto de auto-similitud dinámica es importante, pues las facetas evolucionan tal que un cuadro de realidad, es el producto de la transición entre dos formas de percibir a ese todo en forma parcial, dentro de la lógica de sus grados de libertad supuestamente básicos. Generándose una transposición de información objeto que debido al efecto auto-similitud entran en una coherencia de acción que es percibida por el observador como una información objeto única. Tal que se pueden manifestar eventos que no eran aparentemente esperables que se consolidarán en realidad, pero al analizar la información efecto desde la perspectiva de la memoria de acción de los entornos, se perciba una potencial lógica a lo ocurrido.

Es claro con lo indicado anteriormente, que cuando se analiza a los contornos como nucleaciones de información objeto, debe tomarse en cuenta que las definiciones de los tipos de vorticidad cerrado, simple y complejo, se asocian a descripciones simplificadas de nucleaciones que contienen nucleaciones ocultas, desde la perspectiva en que el observador trata de comprender la naturaleza de ese todo envolvente en transición. Por lo tanto, aunque la ciencia emplea prácticamente el estudio del todo en base a un nodo, su conocimiento puede extenderse a vórtices al incrementar los grados de libertad bajo los cuales se analiza la información. Conllevando a la presencia de planos y espacios de información objeto aún desconocidos, que al contrastar lo que muestra el entorno, desde una perspectiva determinista, minimalista, con inmediatez y reduccionista, los mismos se le ocultan a quién analiza la información siempre desde esa perspectiva tan simplificada, que es coherente respecto a tratamiento de información bajo condiciones controladas.

La vorticidad de las nucleaciones Heisenberg conlleva a la idea de creación de herramientas conceptuales, que resultan útiles para intentar comprender el por qué el todo se define, tal como lo hace. Tal que el proceso de replicación por ADN debe justificarse, no simplemente aceptarlo como regla impuesta por condiciones naturales, porque el todo se muestra en sí como si este fuese solamente vibración, la cual es parte de una única esencia que el campo cuántico unificado manifiesta. Es decir, se debe explicar ¿por qué una célula del estomago de un perro, crece en forma similar a las que están presentes en el estomago y por que las de otros órganos se replican llevando a conformación de células con patrones diferentes sin perder la esencia de su ADN? Al igual ocurre con un cristal, se debe explicar ¿por qué si lo único que existe es vibración, se conforman esas celdas unitarias que muestran auto-similitud en la naturaleza?, lo cual permite ver esa variedad de cristales en que impurezas y dislocaciones conllevan a la presencia de ese todo material en que estos son manifestados.

A parte de las manifestaciones asociadas a nucleaciones Heisenberg mencionadas en el párrafo anterior, Z Z2 Z*Z’, tal que Z Z1 Z2 Z3 ⊗ ... Zm y Z’ Z1’ Z2’ Z3’ ⊗ ... Zm’, se debe analizar el efecto de patrones de información objeto mostrado por los entes y entidades que percibe el observador, que son los que pintan esa ilusión que interpreta este como su contorno. Existiendo diferentes tipos de patrones manifestables en la naturaleza y otros definidos por convención de algunos personajes o grupos, tales como:

Toda esta relación de patrones manifestados en la ilusión de existencia ante el observador, es producto de la relación de efectos matriciales de nucleaciones Heisenberg, manifestados en las diferentes formas, tal que la auto-similitud se muestra en cualquier objeto de manifestación, presente en lo que denominan realidad. Por ello, los seres se componen de células que guardan auto-similitud entre ellas, los materiales se componen de estructuras cristalinas fractales, cuya composición cumple ciertas reglas de lo que se denomina la matriz de acción, propia en el conjunto de aparentes realidades que se muestran ante los respectivos observadores.

Estudios no convencionales basados en nucleaciones Heisenberg

La ciencia actual trata del estudio de aquello que es controlable, tal que el fenómeno en estudio pueda ser reproducible bajo condiciones específicas, tal que se pueda valorar empleando varias experiencias del caso. Logrando con ello descubrir algunas relaciones simples con las cuales se pueden describir algunos fenómenos particulares, asumiendo de que la base de conocimiento es correcta. Siendo la visión bajo la cual se analiza la experiencia, de naturaleza reduccionista, minimalista y determinista, tal que relaciones sesgadas propias de la base de conocimiento, se toman como puntos de partida válidos de conocimiento aceptado. Empleando para ello como lenguaje abstracto a la matemática ordinaria que es conocida por la humanidad, el cual muestra su poderío de abstracción de información dentro de esa relación de sesgo, que existe entre ciencia, tecnología y su lenguaje abstracto.

El estudio de fenómenos complejos empleando nucleaciones de información objeto, es una propuesta nueva, por lo cual debe pasar por un proceso de madurez o refinamiento en sus marcos de definición, tanto el conceptual, así como el operativo, al igual que su marco instrumental. En donde el refinamiento de técnicas de análisis y correlación de información objeto son parte fundamental para sustentar un marco instrumental útil para el estudio de este tipo de información, la cual trasciende a familias de nucleaciones de información objeto que se entrelazan. Lo cual obliga a análisis de percepción de información que van más allá de los conceptos simples de relaciones de espacio tiempo y sobre todo debido a la integración en que la caracterización de entes y entorno, se vuelve un factor relevante.

Las nucleaciones Heisenberg son dirigidas a la descripción de sistemas dinámicos y coherentes de información objeto, que muestra una característica de integración en la misma, generando la ilusión de la presencia de manifestaciones de entes y entidades, bajo el aura que sus propios eventos muestra entre ellos, esa ilusión de espacio de acción. Lo cual permite estudiar a nivel de nucleación, a través de índices conectivos el comportamiento en un entorno complejo de informaciones que se manifiestan como entes y entidades que actúan con su entorno, trascendiendo al concepto espacio tiempo ordinario, pues la nucleación siempre guarda memoria de su manifestación en el mismo. No obstante, no se debe olvidar que probablemente la existencia del todo y la parte es un fenómeno de conciencia, por lo cual la misma efectividad de los lenguajes abstractos que muestran estos, no sean más que una ilusión condicional que es asociada a una matriz de acción. De manera, que lo que se considera una realidad podría ser simplemente una relación de información de una entidad mayor denominada conciencia, similar a un sueño, que no existe de la manera que el observador supone que es su existencia, sino que es el cumplimiento de una serie de relaciones difusas enmarcadas dentro de un comportamiento fractal, dando la ilusión de la presencia de escenarios dinámicos, lo cual puede ser modelado a través de vorticidades que actúan sobre información objeto organizada a través de nodos y lazos de nucleaciones de información objeto.

Es importante analizar lo indicado por Jean Pierre Garnier, en su propuesta de desdoblamiento del tiempo, pero desde una perspectiva de vorticidades de nucleaciones de información objeto en transición. Dado que el desdoblamiento del observador es el que produce dicho efecto, pues visto como entidad cuántica tiene muchos posibles estados de manifestación potenciales, tal que estados cercanos de información podrían compartir información que guardara lógica, pues si un estado aparente manifestado es propio de una percepción particular en nodo de información objeto de las nucleaciones, esta percepción es de transición, es decir, tiene contexto de dos cuadros diferentes de realidad, que deben mostrarse cuánticamente, en donde fenómenos de composición y superposición son manifestables. Pero, conforme se alejen de la secuencia de percepción del observador en su estado propio de transición, las potenciales facetas a manifestarse crean cascadas potenciales de comportamiento, que podrían ser asociadas a realidades complementarias de manifestación del todo respecto a la faceta en estudio. Por lo cual, muchas informaciones se compartirían simultáneamente conllevando a un deterioro de la percepción de estas, conformando un ruido poco entendible.

Los estudios paranormales son altamente cuestionados por la comunidad científica, pues su credo es muy confiable respecto a lo que analiza, manteniéndose en el ámbito de experimentación de aquello que es controlable, es decir, que son tan definidas las condiciones de observación requeridas, que existe una alta tendencia a repetirse un patrón de respuestas dado. No obstante, la naturaleza es una entidad de información interpretada en que muchos grados de libertad se muestran, tal que no es posible reproducir la presencia de estos mediante teorías que son coherentes con ambientes controlados, en que se espera que los fenómenos se manifiesten según un comportamiento minimalista, reduccionista, determinista, bajo concretitud de manifestación. Por ello, la propuesta de estudio por nucleaciones de lo que manifiesta el campo cuántico unificado que se muestra sobre sí mismo, generando la ilusión de realidades, podría ser una herramienta importante, para cuando se permite la presencia de albedrío en el estudio de la naturaleza, en todas sus facetas. Por ello, fenómenos no explicados por ciencia actual, quizás puedan ser analizados desde una perspectiva más compleja como es el estudio de fenómenos o manifestación por nucleaciones de información objeto.

En los estudios de fenómenos no convencionales, la aplicación integrativa de diferentes informaciones que se agrupan en nucleación de información objeto, trasciende a la visión ordinaria que posee la ciencia actual, pues ella trasciende al concepto de espacio tiempo, porque estos son demarcados por etiquetas numéricas en la ciencia común, mientras que los fenómenos bajo condiciones no controladas se presentan cuando se tienen que presentar en el lugar que se tienen que presentar, tal que la pertenencia de relaciones de nucleaciones objeto admite esa posibilidad de manifestación. Por ello, muchos fenómenos no convencionales u ordinarios se deben analizar por nucleaciones según los respectivos grados de libertad que son propios del evento en sus diferentes facetas potenciales.

Las nucleaciones Heisenberg que evocan fenómenos dinámicos dentro del espacio de grados de libertad de manifestación de los mismos, permite emular una serie de escenarios potenciales bajo los cuales se puede percibir el evento o fenómeno en estudio, en donde la vorticidad favorece que se presenten condiciones muy especiales que quizás la comunidad científica ordinaria las denominen como producto del azar. Es decir, varias facetas potenciales podrían presentarse y ser declaradas una anomalía de observación, debido a que no muestran una lógica evolutiva simple. Recuerde que el espacio de información manifestable potencial, está acotado a la definición Z Z1 Z2 Z3 ⊗ ... Zm, en donde Z es una relación de transición que favorece la dinámica de relaciones de nucleaciones de información objeto, pues Z Z2 Z*Z’, tal que Z Z1 Z2 Z3 ⊗ ... Zm y Z’ Z1’ Z2’ Z3’ ⊗ ... Zm’, donde cada uno de los términos es una nucleación de información asociada a facetas de percepción, dentro de un albedrío en donde efecto observador es un actor importante. Siendo emulado el efecto de albedrío mediante el empleo de la lógica difusa de Zadeh en la definición bajo la cual se interpreta la participación de los índices de relación de nucleaciones de información objeto, respecto a las que se integran en forma complementaria***


Nucleaciones de transición en toma de decisiones

En cualquier realidad la constante es el cambio, el cual siempre muestra una gran cantidad de potenciales manifestaciones a presentarse, en donde una gran cantidad de factores son los que definen esas cascadas de acción a percibirse. De los cuales, el observador debe visualizar cuales son los más relevantes en el escenario que está percibiendo, respecto a la forma en que desea comprender ese escenario manifestado, tal que deberá definir cuales de ellos controlar con el fin de que el escenario se muestre a favor de lo que se desea que se muestre. No obstante, siempre es posible que algunos factores que al inicio no se percibían con un alto grado de importancia, se muestren como fundamentales, siendo ellos externos a los que evalúo el observador, lo cual puede conllevar a una evolución aparente del escenario a condiciones no deseadas.

Es claro que en la toma decisiones es fundamental interpretar al escenario como un todo dinámico, mediante nucleaciones de Heisenberg, pues un cuadro no marca un estado definido, sino una transición manifestada de informaciones objeto a mostrarse, en donde el componente de transición debe ser definido claramente, es decir, una definición Z Z*Z’ que esté cercana a lo que podría consolidarse ante la percepción del observador. El cual siempre es consciente del comportamiento rutinario y en ocasiones un tanto incierto, lo cual hace cada vez que se desee controlar dentro de lo posible al mismo, recordar ese albedrío oculto que resguarda el comportamiento histórico manifestado de los eventos en el mismo, el cual siempre debe estar en la ecuación de análisis de dicho todo percibido.

En la naturaleza por lo general las transiciones de estados de información objeto son simples, no obstante, en ocasiones ocurren fenómenos que no estaban dentro de la corriente normal evolutiva que muestra un escenario, lo cual complica el estudio predictivo de cada etapa evolutiva en un sistema coherente, en donde existe una memoria de acción que debe ser tomada en cuenta, pues esta puede conllevar a esas variaciones no esperadas que se muestren en un escenario de cualquier realidad, ante su respectivo observador. Esto implica que las relaciones de las manifestaciones de entes sobre entes del mismo escenario, pueden ser interpretadas o valoradas de diferentes maneras, por lo cual, siempre existe un relativismo entre los eventos que se muestran ante los diferentes observadores.

El efecto observador lleva consigo la presencia del subjetivismo de percepción de la realidad, lo cual debe estar manifestado en las nucleaciones de transición de información objeto con que se describe el escenario, en donde la inquietud sobre la veracidad de la realidad percibida, conlleva a valoraciones difusas, que son representadas a través de los índices propios que son asociados a los grados de libertad con que se modela el espacio en estudio. Siendo estos índices los conectores que entrelazan a las diferentes nucleaciones de transición con que es descrito dicho todo. De manera, que la toma de decisiones de como alterar el entorno de la forma deseada, conlleva a subjetivismo tanto de interpretación de lo percibido, así como del potencial control del mismo a través de la variación de valores asociados a dichos índices.

El grado de subjetivismo aumenta conforme las nucleaciones evolucionen en el árbol de vorticidad correspondiente, dejando en sí una serie de estelas potenciales de acción a manifestarse, las cuales pueden interactuar de formas muy complejas, debido al efecto de superposición constructiva y destructiva, bajo las cuales las nucleaciones evolucionan a estados de nuevas semillas de información objeto. Siendo estas las bases para las nuevas definiciones de los nodos de los lazos propios de las vorticidades manifestadas para el sistema de información objeto en estudio. Siendo dichas potencialidades manifestables un recurso fundamental en la toma de decisiones complejas en donde el subjetivismo sea un factor importante, tanto para la valoración de lo percibido, así como para la interpretación de lo provocado debido a la toma de una decisión dada.

Lo anteriormente mencionado, es coherente con el comportamiento humano al incursionar en diferentes áreas de conocimiento, tal que cuando la toma de decisión se realiza en una actividad agronómica, se emplea un conocimiento que es propio de dicha actividad, que es diferente a la que emplea un psicólogo al analizar un paciente, similarmente ocurre cuando se analiza un fenómeno cosmológico, en cuyo caso su base de conocimiento difiere de los otros. No obstante, si se tiene un conocimiento general global como lo es lo basado en nucleaciones de información objeto, muchas premisas resultan naturales de emplearse en áreas diversas, pues el todo se manifiesta como uno solo a través de la parte, la cual refleja a la esencia de ese todo.


La conquista del todo

Cada vez que se conoce mejor el entorno, este crece en acción mostrando la magnificencia del todo, en donde lo diminuto y lo cosmológico se muestran como una unidad. Tal que la parte debe reconocerse como delimitadora del entorno y este debe mostrarse coherente con la existencia y manifestación del mismo. Un mundo fractal holográfico bidireccional actúa llevando a una coherencia entre entes y su matriz de contorno que los envuelve. Formándose un plano de interacción que resguarda la integridad de entes y entidades, en una coherencia lógica de la dinámica de eso que denominan realidad percibida por el observador.

El concepto de información objeto se vuelve una herramienta fundamental para comprender y dominar el entorno propio de cada una de las realidades manifestadas ante el observador, en un mundo de sombras de un campo cuántico unificado manifestado en algunos de sus potenciales estados manifestables. Tal que ecos se esconden dentro de ecos, permitiendo una convivencia compleja holográfica en donde el todo se refleja en la parte, tal que si esta se muestra incoherente en una realidad determinada, algún eco no percibido puede mostrarse emulando lo que se denomina el albedrío de un sistema de información, siempre respetando el principio de conservación de la información objeto, asociado a la esencia propia de la entidad que se manifiesta sobre sí misma.

Sueños de algunos pensadores serían posibles si se comprendiera la manipulación de las nucleaciones de información objeto, especialmente en la fase de transición, tal que seres y máquinas podrían llegar a un control de los entornos quizás nunca imaginado. Tal que la ilusión de existencia en un espacio dinámico de información, podría ser dominado a través de pequeñas desviaciones que posiblemente generen cambios en cascada de potenciales manifestaciones en una realidad dada. Por ello, conceptos como la espuma cuántica podrían ser posibles de comprender, para que el todo pueda manifestarse tal y como los observadores lo perciben, en donde cada lazo potencial de manifestación objeto, se comporta como una red conectora hacia todos los potenciales contornos a manifestar, lo cual es coherente con la idea de la presencia de lazos cuánticos asociado al estudio de la gravedad cuántica. Es decir, que tanto la idea de la presencia de una espuma cuántica, al igual que un entrelazado de lazos propios de la gravedad cuántica, podrían simplemente ser complementos interpretativos, de aquello que favorece que el todo se muestre parcialmente en su potencialidad manifestable. Es decir, a través de las interacciones a nivel de vorticidad en sus diferentes potencialidades, se promueven condiciones para que una ilusión se muestre como una manifestación coherente y lógica.

A través del tratamiento de la información objeto, todo debe mostrar una única esencia, la propia del campo cuántico unificado, en donde la organización de estados excitados de las nucleaciones, genera esa ilusión de manifestación del todo sobre él mismo, en donde cuerdas y membranas de acción e interacción son posiblemente modelables, en donde el concepto de vibración domina, asociado a los grados de libertad bajo los cuales dicho elementos son definidos. En donde nuevamente elementos vibrantes aparentan ser la fuente principal de relación de conformación de escenarios, en los cuales una infinidad de ellos podrían coexistir tal que el todo resguarde su información objeto.

Lo antes mencionado conlleva a que el lenguaje abstracto que emplea la humanidad actualmente, denominado matemática no es coherente con lo que muestra la naturaleza, pues muchos recursos introducidos en la misma, no son más que una necesidad propia de un conocimiento más general. Tal que todo debe ser cuántico, donde el cero no tiene funcionalidad como ausencia, sino como interpretación de un observador, dentro de un proceso de superposición cuántica de información objeto, en donde este muestra su incapacidad de percibir su realidad, pues el todo siempre es el mismo, dado que si cambia este no sería el todo. Por ello el cero y los demás números atrapados en definiciones infinitas, por ejemplo el cero se puede identificar como un producto de dos menos dos, pero el dos se puede identificar como un infinito número de opciones cuyo producto aparenta ser dos. Por ejemplo, un miembro podría 6 - 4, donde el seis como el cuatro podrían ser valoraciones de proyección de superposición en espacio efectivo de infinito número de combinaciones, tal que Cn {Cn-1; Cn-1}. Por ello, en el estudio de nucleaciones, los valores no importan, es la relación de valores lo que importa, dentro del nivel asociado a la percepción de los eventos por parte del observador.

El dominio del todo es lo más simple, pues al alterar una visión percibida de algo por más pequeño que sea, claro siempre cumpliendo su característica de cuánto, la organización aparente se altera como un todo. Por lo cual para dominar el todo, se debe dominar o controlar a la parte, siendo lo lógico alterarlo tal que el producto complementario resultante ante la realidad del observador, favorezca al mismo. Por ello, es fundamental comprender como reconocer a esas nucleaciones Heisenberg que gobiernan el aparente entorno de realidad del observador, pues en su vorticidad se encuentra definida toda su potencialidad manifestable.

Recuerde que lo que se menciona en este vídeo, es una propuesta de percepción y análisis de un entorno, tal que al visualizarlo como una parte dentro de sistema de información objeto complementario, es quizás probable controlarlo de la forma que sea deseable por el observador. No obstante, a pesar de lo indicado, los efectos de evolución por vorticidad de nucleaciones, asegura la presencia de un albedrío, pues cada observador es casi un títere que evoluciona entre los estados probables que sean coherentes con la esencia manifestable del campo cuántico unificado, asociado a una conciencia compleja de naturaleza fractal, que se percibe así misma. De manera, que la idea insignificancia de acción en un entorno por una parte de ese todo, es un absurdo, pues la parte muestra la potencialidad del todo, en donde el sincronismo de manifestación de todas las aparentes partes, o sombras de percepción de dicha conciencia asociada al campo cuántico unificado, son lo que permiten esa ilusión en donde una infinidad de entes y entidades se muestran como una sola, complementándose entre sí, en ese cuadro de realidad propia de la nucleación Heisenberg manifestada, creando la relación que se denomina entorno y su complemento.

La teoría del caos muestra la verdad propia de la naturaleza, en donde muchos escenarios se pueden manifestar o desencadenar, producto de la influencia de un evento que se consolida en una parte del todo. Tal que el resto de ese todo, deberá responder en forma coherente con lo que es permitido manifestar al todo como unidad de información objeto. De tal manera, que un ser puede estar sano y debido a que una célula de interior empieza a cambiar su patrón de comportamiento o conformación, puede provocar que este tenga que morir, quizás pasando por un proceso de cambios no deseables por el mismo. De tal manera, que esa célula supuestamente insignificante, es la que conlleva a todo ese patrón de manifestaciones que el ser sentirá y definirá lo que es aparentemente su realidad consolidada. Por ello, las nucleaciones Heisenberg son complejas y ocultan dentro de sí mismas, cadenas de información objeto, que el observador analiza hasta el grado necesario para que se muestre lógica, con el fin de comprender a su entorno en el nivel de resolución que este necesita, o bien que le es restringido al mismo, por su capacidad de percepción asociada.

Nuevamente, se le recuerda a quien visualiza esta información, que lo presentada es una visión diferente de cómo se puede reconocer al todo, como una unidad, con lenguajes abstractos acorde a lo que es percibido dentro del mismo, tal que si se desea romper la frontera de percepción de una realidad, se debe tomar en cuenta algunas frases, que personajes como Einstein, han mencionado en el pasado. Frases como:

Recuerde que el objetivo de la humanidad como ser inteligente, es romper siempre sus fronteras del conocimiento del todo, manifestable ante la misma. Tal que la frase: “Digan lo que digan, la Tierra se mueve”, indica que lo que es “es”, no será, ni fue, porque es lo que es, lo cual va más allá de la percepción basada en espacio tiempo. Tal que cualquier verdad siempre es verdad, independientemente de cómo se le perciba. De tal manera, que cualquier inconsistencia asociada a una verdad, es producto del efecto observador, debido a su incapacidad de percibir a la misma en su plenitud.

Es notorio que un cambio de visión del entorno, pasando a la idea de lo que realmente presenta, puede conllevar a cambios significativos en muchas áreas del conocimiento. Por ejemplo, una verdad innegable es el hecho de que el ser humano cada vez es más incapaz de convivir en entornos bruscos y peligrosos. Percibiéndose dicho hecho en el desarrollo de la medicina, la cual quizás va encaminada en la dirección incorrecta, quizás lo importante no es curar al enfermo, sino preparar al organismo a convivir con floras y faunas adversas de amplio espectro, prácticamente desde que nace e inclusive antes de nacer, lo cual sería un reto increíble para la humanidad. No obstante, es probable que existan gran cantidad de grupos de personas o empresas que no estarían de acuerdo con dicha visión, pues iría en contra de sus intereses empresariales. Al igual, podría ocurrir lo mismo para el caso de energías, transporte, comunicación, industria militar, etc.