Según NIO, "Análisis complejo objeto"
Una limitación en que puede quedar atrapado el observador, es creer que todo está definido en términos de un propósito asociado a su existencia. Tal que este cree que la única realidad manifestable es la suya, a pesar de que potencialmente está inmersa la misma dentro de una infinidad de ellas.
El principio de conservación de la información objeto, obliga a que toda manifestación en el todo, debe ser coherencia con lo que les permitido manifestar a la esencia que lo compone. Por lo cual, toda potencialidad manifestable en el mismo, debe estar presente en el todo, solo que oculto sutilmente, así como la potencialidad de manifestación de estados a percibir son resguardados a través de la función de onda que emplea la mecánica cuántica. No obstante, el efecto observador se asocia a lo que Hugh Everett indicaba, a cerca de las realidades de manifestación potenciales que son predecibles a partir de dicha función.
Nada manifestado en el todo se puede valorar con simples números, toda cualidad percibida dentro de la ilusión de la realidad respectiva, es descrita por nucleaciones de información objeto, las cuales son dependientes de otras nucleaciones de información objeto y que evolucionan según árboles de vorticidad de manifestación cuántica nucleacional. Tal que toda nucleación es en sí una información objeto compleja en transición de potencial manifestación, de manera que Z ↔ Z*Z ↔ Z*Z', lo cual es denominado nucleaciones de Heisenberg. Por lo cual, lo que percibe el observador solamente es una ilusión de lo que interpreta de la relación sombras de información objeto, dentro de sombras de información objeto. En donde un proceso queda oculto al observador, tal que amarra a toda la información objeto en una coherencia integral, siendo este proceso propio de una contexto y memoria de acción.
Caracterización de la observación:
  • Todo es producto de una ilusión, en donde sombra de potencialidad de manifestación definen al escenario percibido por el observador.
  • El observador crea su realidad, según su subjetividad y limitaciones que son propias de una densidad y matriz de acción.
  • El todo no puede aumentarse ni disminuirse.
  • Todo es producto de la relación entre informaciones objeto, tal y como lo indica Vlatko Vedral. En donde el observador interpreta a las mismas, a través de una percepción de sombras entre sombras, tal que Cn  ↔ [Cn-1; Cn-1].
El todo es definido como una entidad que se manifiesta sobre sí mismo en facetas, lo cual permite que sea dinámico y coherente, emulando una potencialidad de observación denominada albedrío, tal que lo que se desea analizar debe ser delimitado a través de un modelo conectivo de nucleaciones de información objeto. En donde un conjunto de grados de libertad aparentemente básicos, se muestran en relaciones tales que se emula la ilusión de los diversos mundos potencialmente manifestables en el todo. Tal que hasta el mismo espacio tiempo, no es más que una interpretación subjetiva, asociada al espacio de acción en que los grados de libertad aparentemente básicos, emulan la presencia de una densidad y matriz de acción, bajo lo cual se atrapa al observador en la ilusión de lo que él cree que es su realidad.
Análisis sobre nucleaciones de información objeto bajo la ilusión de presencia de entidades tangibles:



Análisis de nucleaciones de información objeto bajo la ilusión de valoraciones intangibles: