Teoría del caos y nucleaciones de información objeto
La naturaleza es la gran maestra del conocimiento que la describe a ella, en donde el observador es una entidad que está inmersa en la misma, tal que así como los actores del escenario percibido se afectan entre sí, el observador es quien se autoengaña, tal que caracteriza a su realidad. De manera, que si la realidad se percibe compleja, es que el observador así la caracterizó. Existiendo una serie de grados de libertad aparentemente básicos, cuyas relaciones son los que gestan la presencia de información objeto que emula a la presencia de sombras de información objeto, dentro de otras sombras, tal que Cn  ↔ [Cn-1; Cn-1].
El mundo que reconoce la humanidad, es un mundo de entidades no concretas, en todas son de manifestación y conformación efímeras. Por ello, es lógico lo indicado por Dirac, Schrodinger, teorías cuerdas, teoría f y otros, porque todo es ante la visión del observador vibraciones que se manifiestan mostrando patrones de definición que son asociadas a la presencia de entes, objetos y entidades. Por ello, al interactuar una partícula con su antipartícula, se revela lo que son, solamente vibración asociada a campos sombra manifestados en la ilusión del espacio de acción. Por ello, a pesar de que partícula tiene masa y carga eléctrica, al igual que la antipartícula, al interactuar entre ellas su producto vibración en ese espacio ilusorio de manifestación. El modelo estándar aclara en forma simple que todo es vibración, pues la masa en sí es un producto de relaciones de vibraciones que en sí generan la ilusión de la presencia de campos sombra, como el campo de los gluones y el campo de Higgs.
La teoría de cuerdas es un acercamiento a una visión cercana a lo que se puede considerar un campo cuántico. No obstante, está atrapado por particularidades propias de la visión clásica, a través de conceptos como el de espacio tiempo, masa, energía, carga eléctrica, etc.
Caracterización del campo cuántico unificado:
  • El todo es un producto vibracional de manifestación compleja, por lo cual no existe la concretitud ordinaria en el mismo.
  • Es una entidad no concreta que se manifiesta sobre sí misma por facetas.
  • Es una entidad fractal que se percibe sobre sí misma, tal que la parte muestra toda la potencialidad que le es asociada a la misma.
  • El observador le asocia cualidades con las cuales identificar la ilusión de la presencia de los escenario propios de las realidades. Tal que este le define en términos de grados de libertad subjetivos, que son composiciones de los grados de libertad propios del campo cuántico unificado. Por lo cual, sus variables no son más que sombras de manifestación de estos grados de libertad subjetivos.
  • Se conforma de escenarios asociados a espacios de acción, propios de densidades y matrices de acción, que son subjetivos ante el observador. Siendo el espacio tiempo uno de tantos engaños subjetivos bajo los cuales las vibraciones del campo cuántico se manifiestan sobre sí mismo.
Fenómenos naturales se presentan tal que una visión determinista, reduccionista y minimalista, no permiten el estudio de los mismos, obligando al empleo de nuevos parámetros de ajuste, que probablemente estén asociados a relaciones de grados de libertad aparentemente básicos. Siendo la meteorología una rama de conocimiento en que se muestra claramente que los fenómenos asociados, tienen que ser analizados por escenarios, que es casi un equivalente a facetas. Por ello, la trayectoría de un huracań, o la variación  en los climas en forma predictoria, obliga al empleo de escenario, pues pequeñas variaciones en alguno o algunos de los parámetros empleados en las ecuaciones entrelazadas, puede conllevar a un cambio significativo del escenario a potencializarse ante el observador.
El todo es único, por lo cual toda faceta vinculada a las otras, complementándose entre sí, obligando a que la información objeto se desgrane en cascadas, obligando al empleo de árboles de vorticidad de nucleaciones de información objeto. Tal que potencialmente muchas realidades estén presentes en el todo, tal que el observador sea atrapado en la visión de ellas, conllevando a manifestaciones potencialmente caóticas a manifestarse. Siendo esta línea de pensamiento asociado a cualquier particularidad que se observe o denote en un entorno, pues el efecto sombra siempre está presente y una variable puede atrapada  a una relación de variación que bajo ciertas circunstancias no pueden ser analizadas como una sola.
Efecto mariposa y teoría de casos en la naturaleza:
  • Todo está entrelazado, tal que pequeñas variaciones en una región de acción, pueden provocar cambios significativos en lo que se percibe en otras regiones.
  • Todo es producto del sincronismo, pues los eventos están condicionados a un contexto y memoria de acción propio de las realidades percibidas y sus complementarias.
  • Ninguna acción manifestada en una relidad determinada, es capaz de no ser percibida en la afectación de otras.
  • Toda manifestación debe ser definida de los mismos grados de libertad aparentemente básicos, que pueden desdoblarse bajo ciertas circunstancias.
Cualquier manifestación en cualquier realidad está sujeta a potencialidades de manifestación en cascada, lo cual permite que se puedan manifestar eventos que podrían atentar a las lógicas esperadas. Pues debido al principio de conservación de la información objeto, que se asociada a un campo cuántico unificado que se manifiesta por facetas, toda infinidad de potenciales manifestaciones están ocultas en las facetas o realidades complementarias. Esto provoca que cuando se analizan informaciones complejas, siempre se tenga que emplear escenarios de valoración, para lo cual la visión empleando nucleaciones de información objeto resultan muy útiles.